Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido: “Recurriremos a la iniciativa privada porque no hay dinero”

El alcalde de Sevilla confía en las empresas para sacar adelante sus proyectos

El popular Juan Ignacio Zoido (Montellano-Sevilla 1957) es el alcalde de la capital andaluza con mayor respaldo electoral, tras arrebatársela al PSOE.

Pregunta. ¿Está el Ayuntamiento de Sevilla en bancarrota?

Respuesta. La situación económica del Ayuntamiento es muy mala. La deuda es mayor de 600 millones de euros y estamos a la espera de completar el traspaso de competencias para poder analizar la deuda real. No sé si el concepto de quiebra coincide técnicamente con la situación financiera del Ayuntamiento, pero no cabe la menor duda de que la situación es muy mala.

P. ¿Tiene capacidad de hacer lo que tenía planeado?

R. No hay más remedio que hacerlo. La situación no es fácil. Pero la austeridad que vamos a imponer, con la reducción de altos cargos y con la confianza de la iniciativa privada, podremos hacer muchos proyectos. Unos serán fruto del ahorro y otros, los de mayor envergadura, con la colaboración pública y privada.

La Fábrica de Artillería debe ser una fuente de negocio importantísima

P. ¿Qué puede sacar la iniciativa privada de los proyectos municipales?

R. Desde los grandes aparcamientos necesarios en todo el perímetro del centro, que son muy importantes y que no se han realizado en 12 años de gobierno de Sánchez Monteseirín [el exalcalde socialista], hasta el desarrollo de espacios importantísimos como la antigua fábrica de Altadis en la ribera del Guadalquivir, la Fábrica de Artillería, que son 25.000 metros cuadrados que deben ser una fuente de negocio importantísima, y las instalaciones del río. Desde el principio mantengo que hay que hacer una zona franca en el Puerto de Sevilla para que los beneficios fiscales sean atractivos para las empresas. Hay que apostar por el empleo y tenemos que poner esos espacios que tiene Sevilla a disposición de la iniciativa privada y, sobre todo, conseguir invertir la tendencia. En Sevilla no había confianza en el gobierno de IU y PSOE. Por eso queremos recuperar la confianza y dar seguridad jurídica.

P. Ha dicho que pondrá a disposición de la iniciativa privada la Fábrica de Artillería, un edificio histórico catalogado como bien cultural ¿Para qué proyecto?

R. Va a tener un contenido cultural. Pero un contenido cultural no tiene que ser exclusivamente público. El Estado no tiene dinero, la Comunidad autónoma no tiene dinero y el Ayuntamiento está en una crisis económica importantísima. Entonces, para las iniciativas culturales y de otro tipo tenemos que recurrir a la iniciativa privada. Estoy convencido de que hay fundaciones que están deseando apostar por mejorar la oferta cultural de Sevilla y a ellas me voy a dirigir.

Desde luego creo que Pilar Bardem no se merece una calle en Sevilla

P. ¿En la prestación de servicios, también entrará la iniciativa privada?

R. En principio, las empresas son públicas y estoy estudiando los planes de viabilidad y saneamiento para cada una de ellas. Las empresas han sido públicas en otros tiempos y han arrojado resultados económicos positivos. A eso me voy a dedicar, a gestionarlas bien, con profesionales que permitan optimizar los recursos y ser más eficaces y eficientes en la prestación de servicios.

 P. ¿Y televisión municipal?

R. Va a tener una reducción de costes importante porque creo que se puede hacer una televisión de calidad a menor precio. Va a ser pública, pero no puede costar 607.000 euros al mes.

P. ¿Cuáles van a ser sus primeras medidas?

R. Reducir de manera significativa los altos cargos, reducir las delegaciones, imponer la austeridad, recortar los sueldos de los altos cargos en las empresas municipales y organizar una mesa por el empleo.

P. ¿Cuánto va a ahorrar?

R. Se está calculando ahora mismo.

Juan Ignacio Zoido.
Juan Ignacio Zoido.

P. ¿Por qué rechaza los planes de la Junta de Andalucía para la red de metro?

R. No los rechazo. Sólo pido que se mejoren. Pido una red completa y que sea un metro moderno. Pido que llegue al último barrio de la ciudad para que vertebre. Y que sea siempre subterráneo, como el de las ciudades modernas. No quiero discutir con la Junta, quiero que recapacite y reflexione. Que se tarde lo que se tenga que tardar, pero que de respuesta a las necesidades futuras.

P. ¿Su alcaldía es clave para que el PP pueda ganar las elecciones a la Junta de Andalucía?

R. Durante mucho tiempo se ha dicho que quien gana Sevilla gana las elecciones. También se decía que era matemáticamente imposible que el PP tuviera mayoría absoluta. Los sevillanos han sabido decidir el cambio político en la ciudad y no me cabe duda de que van a apostar por el cambio político en Andalucía y en España. Porque las políticas que ellos han querido cambiar en Sevilla son las que viene aplicando la Junta de Andalucía y el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Los sevillanos son muy inteligentes y se han equivocado quienes pensaban que eran de unos o de otros.

P. ¿Fue un error decir que iba a quitar la calle Pilar Bardem?

R. Eso no es una prioridad para mí. Yo ya lo había dicho en el pleno y en otras ocasiones. Porque Pilar Bardem nunca vino a aceptar la calle, ni cuando se inauguró. Ella decía que había nacido en Sevilla por accidente. No es una prioridad en mi gobierno, pero desde luego creo que Pilar Bardem no se merece una calle en Sevilla. De ahí a que sea una prioridad, en absoluto. Hay cosas más importantes.

 P. ¿Le pondría el nombre Antonio Burgos a una calle?

Fui a Roland Garros a vender Sevilla. Todos los gastos los he pagado de mi bolsillo y con muchísimo gusto

R. Por qué no. Si hay un consenso. Yo las cosas las voy a hacer por consenso. El día 22, cuando obtuve la mayor diferencia de votos y de escaños de la historia, dije: voy a gobernar para todos, como si tuviera una mayoría simple. No voy a imponer nada. Y por eso estoy propiciando un cambio tranquilo. En lugar de estar crispando, estoy callado y propiciando un cambio tranquilo que lo voy a mantener en el gobierno. Al final, si se considera que Antonio Burgos tiene que tener una calle, la tendrá, como otros muchos escritores.

P. ¿Está dispuesto también a consensuar con los vecinos la ampliación del tranvía, por ejemplo?

R. Voy a escuchara los vecinos. Pero está claro que no hay dinero para ampliar el tranvía. Además, voy a ser muy sincero: cuando solo se tiene una línea de metro y una línea de tranvía que en su trazado coinciden… me parece que hay otras zonas de la ciudad donde hay que invertir para vertebrarla mejor.

 P. Tras las polémicas por sus declaraciones, ¿se ha dado cuenta de que hablar desde la oposición y desde el poder es distinto?

R. Totalmente. Lo que he dicho como alcalde electo es lo mismo que he venido diciendo durante la campaña. Sin embargo, no tenía la misma importancia. Siempre hay que estar aprendiendo.

P. Fue muy crítico con los viajes de Monteseirín y ahora ha ido usted a la final de Roland Garros

R. No le ha costado ni un euro a los sevillanos. Me invitó la federación porque estaban allí los presidentes de federaciones y había que aprovechar la oportunidad de traer un torneo al que iba a renunciar la federación rumana. El alcalde de Sevilla tenía que comprometerse para que venga aquí. Como alcalde electo, me invitaron a mí. Además, me reuní con todos los presidentes de federaciones europeas y en los próximos meses van a celebrar en Sevilla una reunión. Yo fui a vender Sevilla. Todos los gastos los he pagado de mi bolsillo y con muchísimo gusto. Lo que no se podía era cargar a las espaldas de los sevillanos con viajes que no tenían utilidad. He ido con un objetivo, me fui por la mañana, me volví al día siguiente y he pagado todos los gastos.

Con la falta de dinero que hay en Sevilla no se puede subvencionar la cabalgata del Orgullo Gay

P. ¿Y se puede hacer algo con el botellón?

R. No soy partidario del consumo de alcohol en la calle ni de los ‘botellódromos’. Si soy partidario de crear espacios comunes donde se pueda compartir cultura, deporte, música en directo… y donde se pueda tomar una copa al aire libre y a un precio razonable. Me voy a dedicar, también de mano de la iniciativa privada, a ofrecer ese espacio de ocio.

P. ¿Qué hará con el campamento del 15-M?

R. Entiendo a la juventud que está reclamando mayor transparencia, mayor austeridad y mayor participación. Se está produciendo un distanciamiento entre los políticos y la sociedad que tenemos que cortar de raíz. Voy a profesionalizar y hacer más transparente la gestión para que pasen a la historia las dudas y las desconfianzas hacia los políticos. Igual que le voy a dar entrada a la oposición en todas las empresas públicas, de allí de donde nos echaron. Si uno no tiene nada que ocultar, que vengan. Si hacen buenas aportaciones, las aprovechamos en beneficio de todos.

 P. ¿Pero desalojará el campamento?

R. Yo siempre he respetado los derechos. Hay otras cosas que hacer antes que tomar medidas de ese tipo. Tengo un hijo de 27 años con quien comento esas cosas.

P. ¿Ha ido su hijo?

R. Él sí.

P. ¿Y usted no?

R. Yo no. Por curiosidad no debe uno acercarse. Yo estoy encantado de verme con ellos si quieren.

P. Ha designado como delegado de Seguridad a una persona externa cuando tiene 20 concejales. ¿Ninguno está capacitado para esta labor?

En Sevilla caben uno y varios rascacielos como la torre Pelli. Pero, si sigue adelante la obra, que inmediatamente la Junta de Andalucía construya un nuevo puente

R. Me he traído a un comisario de policía con una amplia y dilatada trayectoria en Sevilla, impecable en el trato y mucho contacto con los cuerpos de seguridad y con los vecinos. He buscado al mejor porque la seguridad es una prioridad. Podría haber encontrado a una persona en mi grupo, pero he apostado por el mejor.

P. ¿Sevilla es insegura?

R. Hay problemas de convivencia en muchos sitios y hay que desplegar a la Policía Local por todos los barrios.

P. ¿Va a seguir subvencionando el Ayuntamiento la cabalgata del Orgullo Gay?

R. Ha mantenido muchos contactos con el movimiento gay en Sevilla. En concreto con Colega, la asociación más representativa. Ellos no son partidarios de que se celebre como se hace aquí. Con la falta de dinero que hay en Sevilla no se puede subvencionar esta cabalgata, pero tengo abiertas todas las vías de comunicación.

P. ¿En Sevilla cabe el rascacielos proyectado por Cajasol cerca del conjunto histórico?

R. Claro. Uno y varios. Pero las licencias tienen que ser ejemplares y escrupulosas. Que no haya ninguna duda, que no nos encontremos después una sorpresa. Son edificios emblemáticos y tienen que tener una tramitación ejemplar. Es lo único que he dicho. Si la torre Pelli tiene todas las bendiciones de una tramitación ejemplar, no habrá ningún problema. Si no, tendré que corregir los defectos que haya.

P. ¿Comparte las críticas al proyecto por su impacto en la ciudad?

R. La ciudad tiene que avanzar. Sí es verdad que, cuando yo sea alcalde, cuando haya que construir unos edificios emblemáticos no se usará el sitio donde uno tiene el solar. Eso ha ocurrido con Cajasol. Si hubiera tenido el solar en otro sitio, allí se habría hecho. Y yo quiero una ciudad muy ordenada. Que cada cosa esté en su sitio. Está en un punto muy conflictivo de tráfico, un punto importantísimo, estratégico. Y no está prevista la infraestructura sobre el río. ¿Otra vez vamos a improvisar? Si sigue adelante la obra, que inmediatamente la Junta de Andalucía tome las medidas para construir un nuevo puente sobre el río. Porque si no, se va a producir un atasco que no sabremos resolver. Es hora de que Sevilla planifique y no improvise. Pero desde luego la ciudad tiene que crecer y modernizarse.

Sé que en la empresa de aguas han salido ardiendo trituradoras

P. ¿Y si la UNESCO determina que la torre afecta al paisaje del conjunto protegido, reclamará una modificación del proyecto?

R. Ni el alcalde ni ningún sevillano sería capaz de aceptar que podamos perder determinados reconocimientos internacionales en el ámbito de la cultura y del patrimonio por empeñarnos en hacer una cosa que en su día se decidió que se iba a hacer allí. Hay que ser responsable. Sevilla no es ni de uno ni de otro. Tenemos que saber conservar lo que tenemos y avanzar y modernizarnos, pero no dar marcha atrás. Sería muy peligroso.

P. ¿Por qué hay que eliminar las restricciones de acceso al centro para el tráfico privado?

R. En el centro hay problemas de convivencia tremendos. Lo que hay que hacer es dotar la corona del centro de aparcamientos para que todo el mundo pueda aparcar el coche y desplazarse por el centro andando o en transporte público. Hay que dotar de líneas de microbuses eléctricos que hagan permeable el centro y aumentar la velocidad comercial de los autobuses. Resuelto eso, empecemos a establecer medidas restrictivas. Estamos causando un perjuicio tremendo a los residentes y a los vecinos que no pueden acceder al centro.

Juan Ignacio Zodio
Juan Ignacio Zodio

P. Usted es juez ¿Cuando ve a compañeros de su partido, como el secretario general andaluz, Antonio Sanz, acusando a otros de delitos amparados en el “podría”, “habría” o “pensamos”…y sin ir a los juzgados, qué piensa?

R. Hay dos vertientes: una es la política y otra, la judicial. Si uno tiene conocimiento de un hecho delictivo, debe ir al juzgado de inmediato y poner la denuncia. Pero si a uno lo que le dicen es “está pasando esto”, lo que tiene es el deber político de denunciar lo que le dicen que está pasando. No tiene obligación de denunciar y, además, se precipitaría si lo hiciera. No consiste en que, ante cualquier noticia anónima, uno tiene que ir a denunciar. Porque uno tiene que ir con las mínimas pruebas. Me han venido muchas, muchas noticias de que en el traspaso de poderes están ocurriendo cosas como las que se están denunciando por ahí. Yo lo voy a comprobar una vez que se llegue a cada una de las delegaciones. Lo que si le digo es que si el señor Sanz dice que ha tenido conocimiento de eso, no me cabe la menor duda de que ha tenido conocimiento de eso.

P. Pero acaba de decir que a usted le están diciendo cosas y que lo dirá cuando lo compruebe, no ha convocado una rueda de prensa para decir que en la empresa de aguas están quemando papeles

R. (Gesticula y sonríe) Con esta sonrisa creo que le he dicho…porque me ha puesto usted un ejemplo que…no solo papeles, sé que han salido ardiendo algunas trituradoras. Pero, de verdad, creo que tengo cosas más importantes que hacer en Sevilla que estar pendiente de eso. Mi obligación es llegar, ver cómo están las cosas y ponerme inmediatamente a trabajar. Y si veo alguna anomalía, lo denunciaré. No se puede tapar lo que no se debe tapar, pero desde luego no voy a dar credibilidad al primero que venga por la calle y me diga “está pasando esto”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información