Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Sala Militar, ponente de la recusación de Garzón

El conservador Ángel Calderón se ha opuesto sistemáticamente a revisar las condenas a muerte del franquismo.

El juez español Baltasar Garzón. EFEArchivo Ampliar foto
El juez español Baltasar Garzón. EFE/Archivo EFE

El presidente de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, Ángel Calderón, ha sido designado ponente de la recusación de cinco magistrados de la Sala Penal que pretenden juzgar al juez Baltasar Garzón por su investigación de los crímenes del franquismo, y que verá el próximo día 13 de junio la Sala del 61 del alto tribunal. Calderón está considerado un magistrado muy conservador y se ha opuesto sistemáticamente a los recursos de revisión contra las condenas de muerte impuestas por consejos de guerra durante el franquismo.

La recusación afecta al presidente de la Sala de lo Penal, Juan Saavedra, al ponente Adolfo Prego y a los magistrados Joaquín Jiménez, Francisco Monterde y Juan Ramón Berdugo.

La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha adherido a la recusación por entender que los magistrados se contaminaron al ser los mismos que aceptaron a trámite la querella de Manos Limpias contra Garzón, respaldaron la denegación de la mayoría de las pruebas por parte del juez instructor Luciano Varela y rechazaron todos los recursos de Garzón.

El magistrado Joaquín Jiménez ha sido el único que ha aceptado la recusación al entender que ha quedado lesionado el deber de imparcialidad objetiva del Tribunal Supremo y que los temores y recelos de Garzón y los de cualquier observador externo acerca de que el tribunal aparenta tener una idea preconcebida de su culpabilidad son “serios y fundados”.

La Sala del 61 que debe resolver la recusación está integrada por el presidente del Tribunal Supremo, los presidentes de sus cinco Salas (excepto el recusado Saavedra, que será sustituido por el magistrado más antiguo de al Sal Penal, Carlos Granados), los cinco magistrados más antiguos, entre los que el de al Sala Penal Perfecto Andrés sustituye a Granados y los cinco magistrado más modernos.