Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los animales tienen más tirón electoral que las descargas

Las formaciones que defienden los derechos de los animales, el voto en blanco o el pirata multiplican sus votos. La plataforma Nolesvotes, contra la ley Sinde, consigue 'estadísticamente' su objetivo

Manifestación antitaurina en Madrid en marzo de 2010
Manifestación antitaurina en Madrid en marzo de 2010

Al margen de los grandes partidos nacionales y las fuerzas ecologistas, las elecciones autonómicas y municipales han servido de test para nuevas formaciones minoritarias cuyos programas se salen de la ortodoxia política, y abrazan causas diversas desde los derechos de los animales, el voto en blanco o las descargas en Internet

Entre todas esas formaciones, la que ha cosechado un mayor crecimiento ha sido el Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal (PACMA) que ha superado los 71.000 votos, lo que supone más que cuadruplicar los resultados alcanzados en las elecciones europeas de 2009. Según sus datos, 27.190 personas han apoyado a este partido, también conocido como Partido Animalista, en los 34 municipios en los que se ha presentado candidatura, mientras que 44.795 personas lo han hecho en las nueve comunidades autónomas en las que PACMA se ha presentado.

Otra formación insólita que ha irrumpido en estas elecciones es Ciudadanos en Blanco (CenB), un partido cuyo programa electoral se resume en la petición de que se compute el voto en blanco, es decir, que los escaños, concejales o puestos de representación que correspondieran a los votos en blanco se asignen y queden vacíos. Y, por primera vez, lo han conseguido, ya que han arrebatado cuatro concejales: uno en Santa María de Palautordera, otro en Gironella y dos en Foixa. Obviamente, cumplirán su ideario y no ocuparán esas concejalías. CenB ha sido además la sexta fuerza política en Madrid capital, la séptima en Sevilla y la octava en Barcelona. En total, han conseguido 37.109 votos en total.

Por un mundo más justo (PuM+J), con un ideario en contra de la desigualdad, duplica sus resultados respecto a las últimas elecciones europeas, con más de 21.000 votos. Madrid es la circunscripción donde más votos consigue, con 6.500.

Partidos Piratas y NoLesVotes

La frontal oposición a la ley contra las descargas no autorizadas de archivos protegidos por derechos de autor (películas, música, programas y otros), conocida como la ley Sinde, ha sido una de las principales banderas que se han erigido frente al sistema de partidos tradicionales en estos comicios. Pero la fragmentación de las formaciones o su indefinición a la hora de pedir el voto les ha restado protagonismo en las urnas.

El partido Pirates de Catalunya tendrá representación en los ayuntamientos de Fruitós de Bages (20.500 habitantes) y de Santa Coloma de Gramanet (120.000 habitantes), donde ha concurrido formando parte de coaliciones de izquierda (Imagina't Sant Fruitós y Gent de Gramenet). Pirates de Catalunya también ha logrado duplicar su participación en las grandes ciudades catalanas como Barcelona (6.659 votos), L'Hospitalet, Lleida y Mataró

En Madrid capital, el Partido Pirata, del que se ha desvinculado en Twitter Pirates de Catalunya, ha obtenido su mejor resultado, con 4.631 votos, el 0,3% del total, aunque no logra ningún concejal.

Más difícil sin embargo, sería evaluar el efecto que ha tenido sobre los electores la plataforma NoLes Votes. Este movimiento ciudadano no se presentaba a las elecciones pero pedía a sus simpatizantes que no votarán a PSOE, PP y CiU, las formaciones que apoyaron con su voto la aprobación de la ley Sinde en el Parlamento. Su principal fuerza era la campaña activa entre internautas realizada desde páginas de descargas y películas tan populares como Series Yonquis, Series Pepito o CineTube

Y parece que lo han conseguido, al menos a nivel estadístico. Y es que, según los datos del Ministerio de Interior, la suma de los votos obtenidos en las municipales por PP, PSOE y CiU ha sido menor que en los comicios de 2007, representando el 68,77% de los votos en total a escala nacional, mientras que en las elecciones de hace cuatro años alcanzaron el 73,77%

No obstante, esa victoria sólo es teórica, puesto que establecer una correlación directa entre esta plataforma y la caida de votos sería más que arriesgado ya que el descenso de las formaciones pro Ley Sinde es achacable íntegramente al desplome del PSOE, que ha perdido más de cinco puntos y dos millones de votos, mientras que PP y CiU han elevado sus porcentajes de voto.