Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal, cerca de un triunfo histórico

El PP está a punto de ganar en Castilla-La Mancha, con una ventaja de hasta siete escaños

El resultado final depende de un 19% de indecisos

Cospedal y Rajoy en un acto electoral. Ampliar foto
Cospedal y Rajoy en un acto electoral.

Castilla-La Mancha es España. El triunfo del PP y el fracaso del PSOE se pueden medir en estas elecciones en lugares muy concretos y el más claro es Castilla-La Mancha, por ser un feudo del PSOE, porque se presenta por el PP su número dos y gran apuesta de Mariano Rajoy y porque se calibra hasta dónde llega la riada de desgaste del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, está a punto de conseguir un triunfo histórico en esta comunidad que, además, sirva para catapultar al PP hacia La Moncloa. El PP podría arrebatar al Gobierno castellanomanchego al PSOE, con una ventaja de un escaño, pero con una diferencia de más de cinco puntos en intención de voto en favor de Cospedal.

Estimación de resultado electoral en Castilla-la Mancha. ampliar foto
Estimación de resultado electoral en Castilla-la Mancha.

Con pocos votos adicionales que el PP logre movilizar de aquí al domingo, la diferencia en su favor podría llegar, incluso, a los siete escaños, es decir, 28 para el PP y 21 para PSOE.

Según el sondeo, hay aún un 19,5% de ciudadanos de esta comunidad que asegura que no ha decidido su voto. Esos indecisos podrían ampliar aún la ventaja de los populares, acabando con la hegemonía socialista en Castilla-La Mancha.

José María Barreda, actual presidente y candidato socialista, ha aplicado en su campaña la estrategia del "¡dejadme solo!", para intentar evitar en lo posible la presencia de líderes nacionales. No quiere que le afecte la política nacional, ni que le alcance el enorme desgaste del Gobierno central e intenta plantear la campaña como un asunto personal, echándose a la espalda el esfuerzo de movilización. Vano intento según la encuesta, porque la marea le arrastra aunque él no lo quiera.

Barreda es arrastrado por el desgaste del Gobierno central

Barreda era el comandante del ejército de barones y dirigentes regionales del PSOE que pidió a Zapatero que despejara la incógnita de su retirada antes de la campaña para que no les arrastrara a todos, pero de nada le ha servido. O quizás la derrota hubiera sido más clara si eso no hubiera pasado.

El 50% admite que tendrá en cuenta la política nacional en el momento de votar; dos de cada tres (65%) afirman claramente que si Barreda es derrotado la culpa no será de él, sino de la política del Gobierno de Zapatero y el 74% explica que sin crisis económica el PSOE ganaría en esta comunidad.

Barreda mantiene mejor valoración que su oponente, pero Cospedal puede ganar. Es una situación muy parecida a la del conjunto de España, en la que el líder del PP, Mariano Rajoy, no tiene buena nota, pero el rechazo o malestar hacia el PSOE le acerca a un triunfo histórico, según la serie de encuestas de Metroscopia.

La ley electoral de Castilla-La Mancha equilibra la distribución de escaños en cada provincia y, por eso, aunque un partido gane necesita una diferencia muy clara de casi 9 puntos para desnivelar el reparto de parlamentarios. Por ejemplo, en Albacete, Cuenca y Toledo el PP logra ventajas de casi nueve puntos y, sin embargo, cada uno se lleva el mismo número de escaños, con dificultades para deshacer el empate. Si los populares logran movilizar a más indecisos, el empate se puede deshacer a su favor en estas circunscripciones y aumentar la victoria global del PP. Y en Guadalajara, la brecha es de siete puntos, pero el PP consigue desequilibrar el reparto de escaños. En Ciudad Real el PSOE resiste como la aldea gala de Astérix y es la única provincia en la que la diferencia es favorable al PSOE, por tres puntos que se traducen en un escaño a favor de los socialistas que podría serle vital.

Ficha técnica

Ámbito geográfico: provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Universo: población electoral residente en los ámbitos de estudio.

Tamaño de la muestra: 1.800 entrevistas, distribuidas del modo siguiente: 400 en Ciudad Real, Guadalajara y Toledo y 300 en Albacete y Cuenca. La muestra está estratificada, dentro de cada provincia, por tamaño de hábitat; se han aplicado cuotas de sexo y edad a la unidad última (persona entrevistada). Para los análisis que se refieren al conjunto de la Comunidad, los datos han sido objeto de ajuste con el fin de restituir el peso poblacional real de cada provincia dentro de la región.

Fechas de realización del trabajo de campo: 11 y 12 de mayo de 2011.