Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOAN RIBÓ / Candidato de Compromís por Valencia

"Valencia sufre una pérdida de libertades con Barberá"

El político recrimina a Barberá haber creado una ciudad "para ver pero no para vivir"

Joan Ribó, candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia.
Joan Ribó, candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia.

Joan Ribó i Canut (Manresa, 1947) está en política desde hace décadas. Excoordinador de Esquerra Unida del País Valencià [formación que lo echó], Ribó retorna a la arena política en los comicios del 22-M de candidato a la alcaldía de Valencia por Compromís.

Pregunta. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, cumple 20 años en el Gobierno municipal. ¿Qué balance hace de su gestión?

Respuesta. Ha convertido Valencia en una ciudad para ver y visitar pero desde luego no para vivir. Esta ciudad tiene un transporte público deficiente, no ha tomado verdaderas medidas para serenar su tráfico y arrastra déficits endémicos en servicios públicos como la enseñanza o la sanidad. Tiene 70.000 parados y el Gobierno de Barberá no hace nada serio por generar empleo.

P. La capital está expulsando población. El último censo así lo confirma. ¿A qué lo atribuye?

R. Este fenómeno lo estudiamos cuando analizamos el PGOU, donde se defendía que hacían falta más pisos en Valencia. Y nosotros dijimos que no era así. El censo nos dice que la población está bajando por tres motivos: el más reciente es el de las personas que vinieron de otros países que se están yendo. El segundo, los malos servicios que provocan una salida de gente a los pueblos colindantes. Y el tercer motivo es la emigración de jóvenes, normalmente universitarios, porque aquí no encuentran un empleo.

P. Cada vez parece más complicado que colectivos que no se encuentran en la órbita del Gobierno local y autonómico se manifiesten en la ciudad. ¿Está perdiendo Valencia libertades?

R. Valencia sufre una pérdida objetiva de libertades bajo los Gobiernos de Barberá. Valencia está siendo gobernada por un sistema que empezó siendo democrático pero que se está convirtiendo en un régimen. Lo que no está de acuerdo con los planteamientos del PP en la ciudad, es anatemizado. Tenemos un Gobierno del PP mucho más restrictivo que en otras ciudades valencianas y ese elemento empieza a ser agobiante. Es además una ciudad donde no pueden actuar los cantantes en valenciano, que se tienen que ir a Burjassot o cantar encima de un camión porque no les dejan. En Valencia las personas que no son católicas se sienten a menudo agobiadas por la presión de una forma de gobernar que recuerda cada vez más el nacionalcatolicismo de los tiempos de Franco.

P. ¿Por qué modelo de ciudad apuesta Compromís?

R. A nosotros nos gustaría que Valencia fuera la capital de la bicicleta de la Europa del sur, como Ámsterdam o Copenhague en la del norte. Es llana y tiene buen clima. A los valencianos les gusta estar en la calle y esta la ocupan ahora los coches. Hemos de ampliar los derechos de los ciudadanos que pasean frente a los derechos de los coches, que son todopoderosos. Valencia necesita ofrecer servicios de calidad en educación y la atención adecuada a las personas mayores, sobre todo a los dependientes.

P. ¿Cómo van a movilizar al electorado? Las encuestas no les garantizan un puesto en el Ayuntamiento.

R. Somos un grupo nuevo y nos presentamos por vez primera al Ayuntamiento. Estamos trabajando en los medios de comunicación y en la calle. Evidentemente no tenemos los altavoces que tiene doña Rita Barberá, que le dan mucha ventaja. Pero hay encuestas de opinión que dicen que la segunda persona más conocida soy yo y de alguna manera ese trabajo lo tenemos avanzado.