Columna
i

Educación, educación...

Nunca tendremos la que deseamos si no nos implicamos todos. Es también un deber ciudadano

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en el Congreso.
La ministra de Educación, Isabel Celaá, en el Congreso.Emilio Naranjo / EFE

Recordarán que ese era el mensaje electoral básico de Tony Blair hace ya más de 20 años, cuando empezó a fascinar, y antes de que cayera en desgracia. La idea era convertir a Gran Bretaña en una “sociedad del aprendizaje” que habilitara también para el disfrute de la vida. Que yo sepa, fue la primera y única vez en la que un programa político puso la educación como el objetivo central de la acción política. No he podido dejar de recordarlo ahora que la aprobación de la ley Celaá acapara todas las miradas. Porque, nos guste más o menos su contenido, mi impresión es que el debate sobre la...

Lo más visto en...

Top 50