Tribuna
i

El racismo

Los prejuicios surgen de individuos que se odian a sí mismos y se creen conectados con la mente de Dios

Manifestación en Canadá tras la muerte de una mujer indígena en un presunto caso de racismo.
Manifestación en Canadá tras la muerte de una mujer indígena en un presunto caso de racismo.ERIC THOMAS / AFP

Cuando sabemos, desde Freud, que el odio al otro es simplemente la expulsión física y simbólica del odio que sentimos hacia nosotros mismos, estamos obligados a pensar que los más racistas son los que más se odian a sí mismos. ¿Es una paradoja? No. Con toda evidencia, el odio a sí mismo es de naturaleza suicida, y antes de quitarme la vida a mí mismo se la quito al otro. Le transfiero mi muerte: se la vomito. El odio a sí mismo estaría estrechamente vinculado a la pulsión de muerte, y podría formularse así: odio la conciencia que tengo de mi propio ser, odio avanzar hacia el sepulcro, para eso...

Lo más visto en...

Top 50