Tribuna
i

Volvamos a Montesquieu

Cabe preguntarse si el diseño normativo del poder judicial lleva al político a inmiscuirse en sus asuntos

Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).ANDREA COMAS / EL PAÍS

Como es de sobra conocido, Montesquieu dejo escrito en su cada vez más útil El espíritu de las Leyes que el poder judicial debía ser un “poder nulo”, la boca que pronuncia las palabras de la ley. Por eso, durante mucho tiempo los jueces eran poco menos que invisibles en nuestra sociedad; anónimos funcionarios que aplicaban las leyes aprobadas por el poder legislativo. Sin embargo, hoy ocupan las primeras páginas de los periódicos, reciben etiquetas ideológicas y algunas de sus sentencias son criticadas ásperamente, como si se tratara de documentos políticos y no de resoluciones derivada...

Lo más visto en...

Top 50