Cartas al director
i

¿Tiene la culpa el pangolín?

¿Le condenaremos por ser posiblemente un involuntario transmisor del coronavirus? Es una pobre especie víctima, al igual que otras muchas, de miserables prácticas por parte de humanos miserables. Los ejemplares son cazados, hacinados y sacrificados por sus supuestas propiedades medicinales, según una rama degenerada de la cultura popular. Si no somos capaces de eliminar muchas de las malas prácticas sobre el medio ambiente y su fauna, no habremos aprendido nada, y tarde o temprano surgirán nuevas y quizás más terribles y dolorosas pandemias.

José Manuel Mielgo. Béjar (Salamanca)

Lo más visto en...

Top 50