Banco de México
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

El feminismo como pantalla para elegir a la gobernadora del Banco de México

El argumento feminista a favor de Victoria Rodríguez Ceja, nominada a encabezar el banco central, es una especie de falacia particular a nuestros tiempos

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O y la nominada a Gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja.
El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O y la nominada a Gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja.GOBIERNO DE MÉXICO

“La critican porque es mujer”. Esta era la defensa de priistas en 2017, cuando, de manera apresurada, se votaba en el Congreso la nominación de Paloma Merodio a una vicepresidencia del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De 31 años de edad, Merodio no cumplía con la experiencia que dictaba la ley para ocupar la vacante, pero sí contaba con una cercanía al partido del entonces presidente Enrique Peña Nieto. El nombramiento se dio después de que la Administración cambiara la manera en que se mide la pobreza, cosa que fue muy criticada, por lo que la forzada elección de Merodio fue muy controvertida. La calidad de los datos que dan forma a la política pública estaba en juego.

La historia se repite con la sorpresiva nominación para gobernadora del Banco de México de Victoria Rodríguez Ceja, excepto que la responsabilidad de la candidata será mucho mayor. El presidente Andrés Manuel López Obrador cambió curso el mes pasado y retiró la nominación de Arturo Herrera, exsecretario de Hacienda, quien tampoco cumple con los requisitos por ley de tener reconocida competencia en materia monetaria, lo cual fue motivo de críticas. Herrera tiene, por lo menos, experiencia trabajando en un banco, el Banco Mundial. Rodríguez Ceja no. La economista, con maestría por el Colegio de México, nunca ha ocupado un cargo de alto nivel ni tiene experiencia en política monetaria. Es una política de carrera con expertise en finanzas públicas desde el aparato de Gobierno, no desde un organismo autónomo. (Hacienda, por cierto, no ha querido informar sobre la edad de la nominada).

En este caso también hay, en el contexto, motivos para preocuparse. El Banco de México, la institución autónoma más importante del país, tiene el mandato único de garantizar la estabilidad de precios para proteger el poder adquisitivo de los mexicanos. Una de sus armas más pesadas son las reservas internacionales, las cuales se pudieron haber fortalecido vía la asignación general de derechos especiales de giro por 650.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional ejercidos en agosto. Sin embargo, un mes después, desde la subsecretaría que Rodríguez Ceja encabeza en la cartera de Hacienda, se coordinó la compra de reservas internacionales al banco central más grande en 13 años. No se sabe con certeza a qué se fueron exactamente esos recursos, pero el monto coincide con un vencimiento de deuda de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Cuando se critica a Rodríguez Ceja por haber hecho su carrera de 20 años en la Administración pública siempre cercana a López Obrador y de no tener la experiencia que la ley requiere para encabezar el banco central, sus defensores (y una que otra feminista perdida) acusan que la crítica es porque es mujer. A Herrera no se le criticó tanto cuando era el nominado, aseguran, sugiriendo que es porque es hombre. La realidad es que la nominación de Herrera sí generó fuertes críticas e incertidumbre, pero el exfuncionario tiene mejor perfil para el puesto que la nueva candidata. No miren allá en donde dice que no está calificada, miren acá donde dice que será la primera gobernadora mujer. Lamento informarle, querido lector, que una cosa no compensa la otra.

Es particularmente interesante ver que este uso del feminismo como pantalla distractor viene de Palacio Nacional, en donde el presidente ha acusado al movimiento de ser “conservador” y “enemigo”. La Secretaría de Hacienda ha sido muy hábil en su uso del feminismo como tendencia, al asegurar que el presupuesto para el próximo año es uno “con perspectiva de género” porque incluye un recorte a los impuestos de productos menstruales. Nada puede estar más lejos de la verdad. Casi el 90% de los recursos que el secretario Rogelio Ramírez de la O destinó a “reducir la desigualdad de género” están apartados para los programas insignia de la Administración, efectivamente vaciando las arcas de los programas que atienden a víctimas de violencia de género. Cabe mencionar que el presupuesto para 2022 tampoco dio marcha atrás al golpe financiero que López Obrador dio a guarderías y redes de cuidado.

El argumento “feminista” a favor de Rodríguez Ceja es una especie de falacia particular a nuestros tiempos. Se parece más al grito de “violencia de género” que pegó el gobernador de Nuevo León, Samuel García, cuando lo multaron por no reportar el trabajo de su esposa influencer en su campaña, que al acoso y la discriminación que sufrimos las mujeres en el plano laboral.

El tiempo se acaba y el actual gobernador del Banco de México saldrá de su puesto el último día del año. A estas alturas, la ratificación de Rodríguez Ceja es, quizá, el escenario menos caótico. Como feminista que soy, que he salido a las calles a exigir mejores condiciones y oportunidades para las mujeres, espero que la candidata ocupe todo el espacio que el puesto le abre. Que gobierne con claridad y transparencia en sus decisiones. Con la valentía que se requiere para mantener la autonomía de la institución y soportar las presiones de su actual jefe, el presidente. Que gobierne como mujer: sin miedo a incomodar a quien tenga que incomodar para defender, por sobre todas las cosas, el poder adquisitivo de los mexicanos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Sobre la firma

Isabella Cota

Es corresponsal económica para América Latina. Como periodista de investigación trabajó con Quinto Elemento Lab, NHK, BusinessWeek y OpenDemocracy, entre otros. También fue staff de Bloomberg News y Reuters en Centroamérica y Reino Unido. Es licenciada en Comunicación y Máster en Periodismo de Negocios y Finanzas por City University London.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS