_
_
_
_
_

Gervasio Sánchez: “Las víctimas me dan las rutas para poder seguir creyendo en el ser humano”

El fotoperiodista español aterriza en la FIL Guadalajara para presentar ‘Vidas minadas, 25 años’ su más reciente libro sobre las víctimas de minas antipersonales

Sofia Elface Fumo habla por teléfono junto su quinto hijo Gervasio. En video, entrevista a Gervasio Sánchez

Ante la lente de Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) parece haber pasado el horror más profundo del ser humano, las guerras, las mujeres que han sido víctimas de crímenes de lesa humanidad, los huérfanos que huyen de la muerte y un sinfín de infiernos personales. En 1995 vio en Angola a los civiles morir por minas antipersonales en tiempos de paz. Cuando ya no había guerra, quedaban en el subsuelo como enemigos al acecho las minas dejadas por los combatientes que se habían marchado. Ahí encontró a un joven de 15 años llamado Adelino Chimoco, vivía en Kuito, una ciudad arrasada por los combates, y había sufrido la amputación de una pierna y la pérdida de su padre, una vida rota en muchos sentidos. Ahí cambió algo para Sánchez, se dio cuenta de que los grandes fotógrafos no estaban trabajando en profundidad las historias en el medio de la guerra, todo era el día a día e ir de conflicto en conflicto.

Decidió fotografiar y contar la historia de aquel chico Adelino. Sabía que comenzaba un viaje al interior de las vidas de las víctimas, lo que no sabía es cuánto iba a durar ese viaje ni cuál era el camino que transitaba. Veinticinco años después, ha trabajado en más de 10 países con personajes que se han vuelto parte de su vida o él de la suya. Es el caso de Sofia Elface, en Mozambique, cuyo quinto hijo lleva por nombre Gervasio, el mismo del fotógrafo español, compañero que dejó de ser el periodista extranjero y se convirtió en un amigo cercano, uno que incluso ella le llama papá. El libro fue presentado esta semana en la feria de Guadalajara por el editor Leopoldo Blume.

Imágenes del libro 'vidas minadas,25años'
Imágenes del libro 'vidas minadas,25años'Gervasio Sánchez

Es un ejemplar de tamaño imponente que hace justicia a los formatos verticales de sus fotografías y un papel que cuida la gama de grises que el autor maneja con mucho cuidado a la hora de medir la luz. En el primer vistazo se entiende que el lector recorrerá página a página la tragedia y el drama de los mutilados, pero al avanzar las páginas se encuentra con el opuesto, un niño que perdió su pierna hoy, 25 años después es un hombre con su propio hijo en brazos y una esposa cocinando al fondo de su casa. Una niña con una mirada de profunda tristeza, en el 2023 es una madre de cinco hijos que sonríe con la luz cálida sobre su rostro.

El veterano periodista, que ama la película tri-x con la que ha realizado todo este proyecto, tiene claro quién gana con la guerra, le indignan las injusticias y recuerda con gusto irónico cuando sus fotografías se expusieron en el pasillo de la sede de Naciones Unidas en Nueva York y, los jefes de Estado tenían que pasar frente a ellas. Hoy lo tiene claro, el 25 de noviembre de 2047 va a presentar vidas minadas, 50 años.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Hector Guerrero
Responsable del área de contenidos visuales en EL PAÍS América. Más de 20 años cubriendo acontecimientos noticiosos en la región.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_