_
_
_
_
En colaboración conCAF
_

Asesinado el defensor del agua Álvaro Arvizu en el Estado de México

El ambientalista falleció el lunes en una clínica en el municipio de Chalco tras sufrir un ataque la semana pasada en la sede de su organización en Tlalmanalco

Lorena Arroyo
Álvaro Arvizu en una fotografía del sitio web del Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa
Álvaro Arvizu en una fotografía del sitio web del Centli.

EL PAÍS ofrece en abierto la sección América Futura por su aporte informativo diario y global sobre desarrollo sostenible. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

México sigue sumando razones para estar en la lista de los países más mortales para los defensores del medio ambiente. Este martes se ha conocido la muerte de Álvaro Arvizu Aguiñiga, un defensor del agua del Estado de México que murió en la víspera a causa de las heridas que sufrió el 13 de junio en un ataque en la sede del colectivo ambientalista Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa (Centli) en Tlalmanalco.

Aquel día, un grupo de personas no identificadas entró a la sede de la organización y, además de atacar a Arvizu, amenazó y amedrentó a su esposa y compañera de trabajo y a otro de sus colaboradores, según un comunicado de la unidad de Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), que promueve el Centli. “Durante su vida, Álvaro Arvizu Aguiñiga se dedicó a defender el agua y el medio ambiente, colaborando con múltiples activistas y organizaciones. Su trabajo es de enorme valor”, se lee en el comunicado en el que centro educativo exige justicia y protección para garantizar la seguridad de los ambientalistas.

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZF) denunció en un comunicado que se trata de la segunda muerte de un ambientalista en la región de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl en pocos días. Según explican, la noche antes del ataque a Arvizu, el 12 de junio, el investigador en agroecología y apicultura de la Universidad de Puebla Cuauhtémoc Márquez Fernández sufrió un atentado mortal en su casa en la Cañada del Agua, también en la localidad de Tlalmanalco.

“Lo anterior deja en evidencia el grave riesgo que corren las personas defensoras de derechos humanos en México y particularmente en el Estado de México, que se consolida como uno de los estados más peligrosos para la labor de defensa de derechos humanos”, denuncia el CDHZF en el comunicado en el que exige a las autoridades estatales y federales una investigación y que se castigue a los responsables.

Según la página web del Centli, el proyecto en el que trabajaba Arvizu está promovido por el programa de investigación Sierra Nevada de la UAM, que también incluye la iniciativa guardianes de los volcanes y la Sociedad Cooperativa Estudios y Proyectos Sierra Nevada. Esta organización lleva más de una década impulsando la promulgación de la nueva Ley General del Agua.

En el Centli, Arvizu era conocido por ofrecer cursos de compostaje y por sus programas de agroecología, como el que se puede ver en una entrevista que le hicieron en 2012 en la que explica cómo funciona un vivero de cuidado y mejoramiento de árboles frutales.

En la última década, México ha escalado hasta los primeros puestos de asesinatos de ambientalistas del mundo. En 2021, fue el país más mortal para los defensores del medio ambiente, con 54 asesinados, según el reporte de Global Witness. Los datos de esta organización indican además el manto de impunidad que hay en México frente a estos crímenes: más del 94 % de los delitos no son denunciados y solo el 0,9 % son resueltos. En 2022, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) documentó al menos 24 ambientalistas asesinados por defender la tierra y sus recursos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Lorena Arroyo
Editora y jefa de la edición América de EL PAÍS. Cubre Centroamérica, el Caribe e inmigración. Antes trabajó en Univision Noticias en Washington y Miami, en BBC Mundo y en la agencia EFE en Brasil, Bolivia y Madrid. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_