López Obrador anuncia acuerdos para garantizar inversiones de EE UU en energías limpias

El Gobierno de México abre la puerta a 17 empresas del sector y explora la creación de parques solares en la frontera norte

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su intervención en el Foro de las Principales Economías del Mundo.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su intervención en el Foro de las Principales Economías del Mundo.MEXICO PRESIDENCY (via REUTERS)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado este viernes una serie de acuerdos que garantizan la inversión estadounidense en el sector energético. Tras meses de trabajo diplomático discreto, hace dos semanas se celebraron reuniones entre el Gobierno y 17 empresas del país vecino especializadas en fuentes limpias para la generación de energía solar y eólica. Los compromisos sellados, adelantados durante el Foro de las Principales Economías del Mundo convocada hoy de forma virtual, cierran un capítulo de fricciones con la Administración de Joe Biden. La Casa Blanca, preocupada por el alcance de la política energética de la Cuarta Transformación, optó a principios de año por jugar la carta del diálogo. El propósito era lograr un trato “justo y parejo” para los empresarios estadounidenses del sector sin incumplimientos del tratado comercial T-MEC.

“Agradecemos la declaración de 10 puntos del presidente López Obrador durante el Foro de las Principales Economías. En esa declaración, hizo fuertes compromisos por reducir emisiones de metano, canalizar energías renovables y apoyar inversiones de Estados Unidos en el futuro energético de México”, ha celebrado el embajador estadounidense Ken Salazar, quien al igual que el enviado para el clima John Kerry acompañó paso a paso la negociación. El mandatario mexicano ha detallado un decálogo de acciones con las que, además de abrir la puerta a estas empresas, promete explorar “la creación de parques solares” en la frontera norte, “así como la construcción de redes de transmisión de energía que permitan explorar energía eléctrica a California y otros Estados de la unión americana”.

Esos compromisos, sin embargo, van más allá de la relación bilateral con Estados Unidos. López Obrador ha asegurado, por ejemplo, que la petrolera estatal, Petróleos Mexicanos (Pemex), “destinará una inversión de 2.000 millones de dólares de recursos propios y de créditos internacionales a tasas especiales para reducir hasta en 98% las emisiones de gas metano en los procesos de exploración y producción en la industria petrolera”. Se trata de una promesa clave, puesto que la empresa ha duplicado su carga contaminante en tres años. También, ha afirmado, “está en marcha un proyecto de modernización de 16 plantas hidroeléctricas, el cual busca la renovación de turbinas y el incremento de la producción de energía limpia en 2.085 gigavatios por hora anuales”.

Las metas de fondo son compartidas por la mayoría de las grandes economías mundiales. Para empezar, “producir en el 2024, cuando menos, el 35% de toda la energía que consumimos en el país de fuentes limpias y renovables”. O uno de los objetivos de la Agenda 2030. Esto es, “producir el 50% de vehículos de cero emisiones contaminantes”. “En ello”, ha agregado, “será fundamental el hecho de que hace apenas tres meses nacionalizamos el litio, mineral estratégico en la elaboración de baterías”. El presidente también ha indicado que su Gobierno está por empezar las obras de un parque solar fotovoltaico en Puerto Peñasco, en el Estado fronterizo de Sonora.

“Avanzamos en el propósito de alcanzar la autosuficiencia en la producción de combustibles -gasolinas, diésel y turbosina-. Por ello, desde 2019 se inició la modernización de seis refinerías, adquirimos una más en Texas y estamos por inaugurar una nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco”, ha añadido López Obrador al ofrecer algunos detalles de los planes energéticos de su sexenio. “Con el mismo propósito de procesar en el país toda nuestra materia prima, todo el petróleo crudo, y reducir los costos de los combustibles a los consumidores, está en construcción una planta coquizadora en Tula, Hidalgo, México; y estamos por iniciar otra coquizadora en la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, lo cual nos permitirá transformar el combustóleo en gasolinas y alcanzar un impacto ambiental significativamente menor, es decir, contaminar menos o dejar de contaminar”, ha considerado.

El mandatario ha hecho especial hincapié en su plan de reforestación, que ha llegado a calificar como “posiblemente el más importante del mundo”. Sin mencionar abiertamente el programa social Sembrando Vida, con el que pretende aliviar los flujos migratorios procedentes de Centroamérica, ha recordado que “la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables” da empleo a 420.000 campesinos. “Este programa significa una inversión anual de 1.500 millones de dólares del presupuesto público, pero lo más importante es que representa absorber casi cuatro millones de toneladas de dióxido de carbono”, ha indicado.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS