_
_
_
_

Occidente culpa al Kremlin de la muerte de Navalni

“No les quepa duda: Putin es responsable”, señala Biden mientras que líderes europeos como Von der Leyen, Macron o Scholz apuntan también al Gobierno ruso

Una mujer deposita flores en el monumento a las víctimas de la represión política en Moscú tras la muerte del líder de la oposición rusa Aléxei Navalni, este viernes.Foto: STRINGER (REUTERS) | Vídeo: EPV

El anuncio por parte de las autoridades penitenciarias rusas de la muerte del opositor Alexéi Navalni ha desencadenado una cascada de reacciones de líderes occidentales. Con la cautela necesaria ante la poca fiabilidad de la fuente de la noticia, distintos representantes políticos europeos y estadounidenses se han pronunciado en el mismo sentido: señalar la responsabilidad del régimen de Vladímir Putin, en lo que representa un nuevo dramático paso en la escalada de tensión entre Rusia y Occidente, que el Kremlin ha llevado a un nivel desconocido en décadas con la invasión a gran escala de Ucrania.

“No les quepa duda: Putin es responsable por la muerte de Navalni”, ha declarado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una declaración ante las cámaras en la Casa Blanca organizada tras conocerse la noticia. El demócrata, que precisó que aunque se desconozcan las circunstancias exactas de lo ocurrido “no hay razones para dudar” de la muerte del opositor, evitó afirmar que se trate de un asesinato. Pero reiteró que “no cabe duda de que es consecuencia de cosas que han hecho Putin y sus compinches”.

“Que nadie se llame a engaño. Putin no solo ataca a ciudadanos de otros países, como hemos visto en Ucrania. También inflige cosas terribles a su propio pueblo”, apuntó el inquilino de la Casa Blanca. “Navalni era muchas cosas que Putin no es. Era valiente. Tenía principios, y estaba comprometido a construir una Rusia en la que imperara el estado de derecho”, aseguró el presidente, que citó la muerte del opositor como una razón más para que el Congreso de EE UU apruebe de inmediato los fondos de ayuda a Ucrania pendientes del visto bueno de la Cámara de Representantes.

La noticia de la muerte de Navalni ha marcado el inicio de la Conferencia de Seguridad de Múnich, foro que reúne a líderes políticos, militares y diplomáticos de gran parte del mundo —pero no a los rusos, que solían participar en el pasado y que ya no son invitados a raíz de la gran invasión de Ucrania—. En la capital bávara, la vicepresidenta de EE UU, Kamala Harris, fue clara: “Si la muerte se confirma, es otra prueba de la brutalidad de Putin. No importa lo que digan, la responsabilidad es de Rusia”, enfatizó. También en Múnich, el secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken dijo: “Su muerte en una prisión rusa y la obsesión y el miedo de un hombre solo subrayan la debilidad y la podredumbre en el corazón del sistema que ha construido Putin. Rusia es responsable de esto”.

Los líderes de la UE también han sido contundentes. “La UE considera al régimen ruso como único responsable de esta trágica muerte”, ha acusado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en X (antes Twitter), nada más conocerse la noticia. La reacción del ex primer ministro belga ha sido una de las primeras y ha marcado un camino seguido por muchos de los líderes de los Estados miembros y los máximos responsables de las instituciones de la Unión. Una de ellas ha sido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: “Putin no teme más que la disidencia de su propio pueblo. Un sombrío recordatorio de lo que son Putin y su régimen”. En la misma línea incidió el alto representante de Exteriores y Seguridad de la UE, Josep Borrell, también desde la ciudad alemana, en su cuenta oficial en X: “Putin es responsable del asesinato y rendirá cuentas”.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

“Todos los hechos tienen que esclarecerse y Rusia tiene serias preguntas que contestar. Navalni fue una voz fuerte en favor de la democracia y la libertad durante muchos años y los aliados habían pedido su puesta en libertad durante mucho tiempo”, ha afirmado Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN, también en Múnich.

Desde las capitales, los ecos que se escuchan no son distintos: “Probablemente, ha pagado su valentía con su vida. Sabemos qué régimen es este”, ha apuntado el canciller alemán, Olaf Scholz. “En la Rusia de hoy, los espíritus libres son enviados al gulag y condenados a muerte. Ira e indignación”, ha escrito en X el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, también ha responsabilizado a Moscú al señalar que la muerte de Navalni “ilustra la brutalidad sin precedentes del régimen ruso”.

Yulia Navalnaya, esposa del opositor ruso Navalni que ha muerto en una cárcel, este viernes en Múnich.
Yulia Navalnaya, esposa del opositor ruso Navalni que ha muerto en una cárcel, este viernes en Múnich. KAI PFAFFENBACH (REUTERS)

La esposa de Navalni, Yulia, también reaccionó desde Múnich, con un breve discurso justo después de la intervención de la vicepresidenta de Estados Unidos, Harris. Visiblemente conmocionada, pero entera, se ha dirigido a la platea, repleta de dirigentes, después de un largo aplauso.

“Estoy segura de que, en mi lugar, en este momento Alexéi habría decidido subirse a este escenario. No sé si debemos creer las terribles noticias que recibimos solo de medios oficiales. Durante muchos años, han mentido constantemente. Pero si es la verdad, quiero que Putin y su equipo sepan que serán castigados por lo que han hecho a nuestro país y a mi familia. Serán llevados ante la justicia. Ese día llegará pronto. Llamo a toda la comunidad internacional a unirse, combatir esta maldad, este régimen horrible”, ha expresado la esposa del opositor.

El presidente ruso, Vladímir Putin, observa durante la visita a una planta de fabricación de componentes para automóviles en Cheliábinsk, este viernes.
El presidente ruso, Vladímir Putin, observa durante la visita a una planta de fabricación de componentes para automóviles en Cheliábinsk, este viernes.Alexander Kazakov (Kremlin/ AP/ LaPresse)

Navalni había ganado en 2021 el Premio Sájarov que otorga el Parlamento Europeo a la lucha por la libertad de conciencia. Ya entonces estaba en prisión y no pudo ir a recoger el premio. La condecoración le fue concedida “por su inmensa valentía” al denunciar la “corrupción del régimen de Vladímir Putin”. Y esto es lo que ha recordado la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en un mensaje en X: “El mundo ha perdido a un luchador cuyo coraje resonará a través de generaciones. [...] Su lucha por la democracia sigue viva”. La maltesa ha comenzado su texto declarándose “horrorizada”.

También Charles Michel ha incidido en esta faceta del activista: “Alexéi Navalni luchó por los valores de la libertad y la democracia. Por sus ideales, hizo el máximo sacrificio”. El presidente del Consejo Europeo ha cerrado su mensaje con una solemne frase: “Los combatientes mueren. Pero la lucha por la libertad nunca termina”. Otro político belga, el primer ministro, Alexander de Croo, también reaccionó: “Alexéi Navalni fue un defensor de la democracia y los derechos humanos. [...] Nuestros pensamientos están con la familia y los amigos de Navalni y con todos los valientes presos políticos rusos”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_