_
_
_
_

Israel confirma que Shani Louk, la rehén alemana exhibida por Hamás en un vídeo, está muerta

La familia se aferraba a que siguiera con vida en un hospital de Gaza, pero las pruebas de ADN muestran que uno de los cráneos encontrados se corresponde con la joven participante del festival de música atacado por los terroristas

A la izquierda, la madre de Shani Louk en un vídeo donde muestra la imagen de su hija. A la derecha, Shaina en una fotografía de su perfil de Instagram.Vídeo: EPV
Elena G. Sevillano

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El Ministerio de Exteriores de Israel confirmó este lunes que la joven germano-israelí Shani Louk, cuyo cuerpo semidesnudo e inerte exhibieron en una camioneta milicianos de Hamás en un vídeo que dio la vuelta al mundo, ha fallecido. “Estamos desolados por la confirmación de la muerte de Shani Louk”, señaló a través de la cuenta oficial en la red social X (antes Twitter). Unas horas antes, su madre, Ricarda Louk, alemana residente en Israel desde hace 30 años, había anunciado a varios medios de comunicación alemanes el fallecimiento de la joven. La familia se aferraba a la esperanza de que se hallara con vida, e incluso había recibido informaciones desde Gaza según las cuales permanecía muy grave en un hospital con una herida en la cabeza.

“Shani, que fue secuestrada en un festival de música y torturada y paseada por Gaza por terroristas de Hamás, vivió horrores insondables”, añadió el Ministerio de Exteriores israelí. En declaraciones a medios alemanes, Ricarda Louk relató este lunes que el ejército israelí se había puesto en contacto con ella y le había comunicado que una muestra de ADN tomada de una astilla de un cráneo había resultado ser de su hija. “Desafortunadamente, ayer recibimos la noticia de que mi hija ya no está viva”, señaló. El cuerpo todavía no ha sido encontrado. La hermana de Shani, Adi Louk, también ha confirmado el fallecimiento en sus redes sociales.

Las imágenes de Shani Louk se hicieron virales al día siguiente del ataque de Hamás contra Israel, el 8 de octubre, cuando empezó a circular por redes sociales un vídeo corto estremecedor en el que se veía a una joven semidesnuda, inerte, con las piernas torcidas y tendida boca abajo en la parte trasera de una camioneta. En él, varios hombres, aparentemente milicianos de Hamás, la exhiben por las calles mientras gritan “Allahu akbar” (Dios es grande). Otros se acercan a jalearlos; uno de ellos escupe sobre el cuerpo de la mujer.

La familia de la joven, de 22 años, vio el vídeo y enseguida la reconoció por los tatuajes y el pelo, que llevaba peinado en largas rastas. Las imágenes causaron conmoción en Alemania, de donde es originaria la familia materna de Shani Louk. La joven nunca residió en el país, pero solía viajar para visitar a sus abuelos, que viven en Ravensburg, una ciudad de Baden-Württemberg, en el sur de Alemania.

Su madre hizo público un primer vídeo en el que pedía ayuda para localizarla y confiaba en que siguiera con vida. La familia se aferraba a que en las imágenes difundidas en redes sociales la joven estuviera solo inconsciente. Unos días después, en un segundo vídeo, pedía ayuda al canciller alemán, Olaf Scholz, para encontrar a su hija. En él afirmaba que había podido saber que Shani se encontraba en estado crítico a causa de un traumatismo craneoencefálico y exigía a las autoridades alemanas que actuaran rápidamente para sacarla cuanto antes de Gaza.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Scholz ha lamentado el fallecimiento de la joven durante su viaje oficial a Nigeria y ha asegurado que Hamás debe pagar por sus crímenes: “La noticia de la muerte de Shani Louk es terrible”. El canciller ha reiterado el apoyo incondicional alemán a Israel en su ofensiva de represalia contra Gaza. “Como muchos otros, fue brutalmente asesinada. Esto demuestra toda la barbarie que hay detrás del ataque de Hamás, que debe rendir cuentas. Esto es terror, e Israel tiene derecho a defenderse”, ha añadido.

Festival de la paz

La joven era una de las participantes en el festival de música electrónica al aire libre Tribe of Nova, conocido como el festival de la paz, que se celebraba el fin de semana del ataque cerca del kibutz (cooperativa agrícola) Reim, en una zona rural del sur de Israel y próxima a la Franja. El ataque de Hamás sorprendió a Louk y a otros cientos de personas, en su mayoría jóvenes, a primera hora del sábado 7 de octubre, cuando miembros del grupo islamista irrumpieron disparando a la multitud.

Los servicios de emergencia israelíes recuperaron al menos 260 cuerpos e informaron de un número indeterminado de jóvenes en paradero desconocido que podrían haber sido secuestrados y trasladados a Gaza. La familia de Louk confiaba en que ese fuera el caso de su hija, pero los nuevos datos conocidos este lunes apuntan a que falleció ese mismo día.

Los militantes de Hamás mataron al menos a 1.400 personas durante su ataque sorpresa y sin precedentes a las comunidades israelíes cercanas a la frontera de Gaza el 7 de octubre. También tomaron como rehenes al menos a 229 personas, entre ellas varios alemanes, de los que siguen sin tenerse noticias. La Fiscalía General del Estado ha abierto una investigación contra Hamás por el secuestro y asesinato de ciudadanos alemanes.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano
Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_