Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro portugués supera una segunda moción de censura

Los votos de Bloco de Esquerda y PC salvan al socialista António Costa

El primer ministro portugués, António Costa.
El primer ministro portugués, António Costa.

El primer ministro portugués, António Costa, ha superado este miércoles la segunda moción de censura en año y medio. Los 103 votos de la derecha (CDS) y el centro derecha (PSD) no bastaron ante los 115 de la unión de los votos de la izquierda (PS)(PC) y Bloco de Esquerda (BE).

Aunque el resultado estaba claro antes de la votación, la iniciativa tenía por objetivo debilitar al partido gobernante antes de las legislativas de octubre. Con la cita electoral en el horizonte, todas las formaciones políticas fueron muy críticas con el Gobierno.

La moción del derechista CDS coincide con las manifestaciones callejeras y huelgas de funcionarios que protagoniza estos días la izquierda. Si en la calle, al Gobierno se le exige más sueldos y más empleo, en el Parlamento, CDS y PSD le recriminaron la falta de paz social (más preavisos de huelgas el año pasado que en toda la década) y la falta de diálogo. "Es un Gobierno agotado", fue el mantra de la líder del CSD, Assuncão Cristas.

"Es un Gobierno que crea problemas e incapaz de encontrar soluciones", señaló Cristas. "La paz social está rota y varios sectores de nuestra sociedad se exasperan con la arrogancia del Ejecutivo. Es un Gobierno que paga el precio de no cumplir las promesas que hizo, lo que ha minado la paz social".

La respuesta del primer ministro se centró en demostrar que ha cumplido todos sus compromisos de la legislatura "con el programa electoral, con los socios parlamentarios y con los organismos internacionales". "¿Qué reivindicaciones sindicales acepta el CDS? ¿Qué reformas quiere el CDS? No lo sabemos porque no dice nada", añadió Costa.

Pese al apoyo al primer ministro, la líder del Bloco, Catarina Martins, no se ahorró críticas al Gobierno, especialmente en la no ejecución de mil millones de euros en inversiones, concretamente en salud y en infraestructuras, coincidiendo en sus críticas con el CDS. Sin embargo, Martins recordó que el Gobierno socialista siempre tuvo el apoyo del centroderecha para salvar bancos o para rebajar la reforma laboral.

João Oliveira, del PC, señaló que el apoyo de la derecha al Gobierno ha impedido que exista hoy un salario mínimo de 650 euros (solo se aprobó de 600) o la eliminación de los peajes de las autovías. Oliveira pidió a Costa la renacionalización del servicio postal CTT, privatizado con el anterior Gobierno conservador.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información