Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho exmilitares chilenos, condenados a 18 años de cárcel por el asesinato de Víctor Jara en 1973

El Estado chileno tendrá que indemnizar con 2,1 millones de dólares a familiares de víctimas de la asonada militar de Pinochet

Velada en homenaje a Víctor Jara en 1997.

Ocho exmiembros del Ejército chileno han sido condenados este martes por el asesinato del famoso cantautor y director de teatro chileno Víctor Jara —militante comunista— en septiembre de 1973, cuando comenzaba la dictadura encabezada por el entonces comandante en jefe Augusto Pinochet. La decisión fue adoptada el martes por el ministro Miguel Vázquez Plaza, miembro de la Corte de Apelaciones designado para causas de violaciones a los Derechos Humanos. Además, al grupo de militares en retiro se les condenó por el homicidio de Littré Quiroga Carvajal, director de prisiones en esa época.

Hugo Sánchez Marmonti, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Haase Mazzei, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana, Hernán Chacón Soto y Patricio Vásquez Donoso fueron condenados a penas de 15 años y un día como autores de los homicidios y a tres años de presidio como autores del delito de secuestro simple de ambas víctimas. Adicionalmente, el antiguo oficial Rolando Melo fue condenado a cinco años y un día de presidio como encubridor de los asesinatos y a 61 como encubridor de los secuestros. El Estado chileno, además, deberá pagar más 2,1 millones de dólares como indemnizaciones a las familias de las víctimas.

El fallo se conoce a casi 45 años del 11 de septiembre de 1973, día en que ocurrió el golpe de Estado liderado por las Fuerzas Armadas contra el gobierno socialista de Salvador Allende con un bombardeo al Palacio de La Moneda. Entre ese día y el siguiente, los militares intervinieron en la Universidad Técnica del Estado y entre los retenidos estaba el cantautor, director y docente del plantel Víctor Jara. Según consigna el documento judicial, cuando fue ingresado al centro de detención Estado Chile, Jara fue reconocido por los militares “siendo agredido verbal y físicamente desde su llegada (...) sin formulásele cargo alguno”. Días después, un grupo de detenidos fue trasladado al Estadio Nacional, pero Littré Quiroga y el propio Jara se mantuvieron en el Estadio Chile, donde fueron ejecutados. El informe señala que Jara recibió al menos 23 impactos de bala. Ambos cadáveres fueron lanzados a la vía pública con otras personas de identidad desconocida y terminaron siendo enterrados de manera clandestina por sus familiares.

Por largo tiempo la autoría de la muerte de Víctor Jara fue uno de los grandes misterios de la dictadura de Pinochet. En junio de 2009 el cuerpo de la figura emblemática de la cultura popular chilena fue exhumado para confirmar que fue acribillado en septiembre de 1973 gracias a los estudios realizados por el instituto Genético de Innsbruck (Austria). A fines de ese mismo año, la viuda Joan Turner encabezó junto a la fundación que lleva el nombre del artista un funeral público que congregó a más de 12.000 personas.

La histórica condena ha generado la reacción positiva de quienes admiran el legado de Jara. El diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, se felicitó por el fallo en su cuenta de Twitter: “Saludamos fallo que condena a militares que torturaron, asesinaron y tiraron los cuerpos de Víctor Jara y Littré Quiroga en terreno baldío de Lo Espejo. Un abrazo a sus familias y a tod@s quienes seguimos bregando por ¡verdad, justicia y reparación!”.

Más información