Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas por un presunto fraude electoral en Honduras

El país enfrenta una crisis política por los resultados cerrados de los comicios presidenciales

Simpatizantes de Nasralla protestan contra los resultados electorales. En vídeo, declaraciones del candidato.

Honduras debe lidiar con una crisis política que avanza a paso lento tras la elección presidencial del pasado domingo en la que aún no hay un ganador claro. Miles han salido a protestar en apoyo al candidato de la oposición, el presentador de televisión Salvador Nasralla, quien según el último conteo de votos, está a menos del 1% por debajo del actual presidente Juan Orlando Hernández.

Con 89,8% de las boletas contadas, Hernández tiene el 42,2% de los votos, mientras que la Nasralla registra el 42,1%, es decir, una diferencia de 3.000 votos, según informó el tribunal electoral. Ambos candidatos se han declarado ganadores de la elección.

Nasralla, quien lidera la coalición de los partidos de centro y de izquierda, comenzó con una fuerte ventaja contra Hernández, político del centro-derecha, pero después del anuncio de los resultados preliminares el pasado lunes, el tribunal electoral dejó de actualizar el conteo por 36 horas debido a que los resultados tardaban en llegar, explicó el órgano. En la mañana del martes reanudó el conteo con resultados mucho más cerrados. Ante las nuevas cifras, Nasralla dijo que su victoria había sido robada y exhortó a sus simpatizantes de salir a las calles a manifestarse. “Ya hemos ganado la elección”, aseguró el candidato en una entrevista televisiva el pasado martes. “No toleraré esto”.

Ambos candidatos, sin embargo, han dicho que respetarán los resultados una vez que se se sometan a escrutinio.

Más información