Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las calles de la amargura: Estas son las vialidades de la Ciudad de México con más accidentes

El eje vial 6 sur encabeza la lista con hasta 19 accidentes por kilómetro durante el primer semestre de 2017, según la empresa Sin Tráfico

Accidente automovilístico en la Ciudad de México.
Accidente automovilístico en la Ciudad de México. Cuartoscuro

Grandes, problemáticas, sumamente transitadas e indispensables para desahogar el tráfico en la Ciudad de México, la urbe más congestionada del mundo. Son las "calles de la amargura": las que más accidentes viales registran en la capital, según el estudio homónimo que ha presentado este miércoles la empresa Sin Tráfico. El eje vial 6 sur encabeza la lista con hasta 19 accidentes por kilómetro de extensión durante el primer semestre de 2017.

La avenida Revolución y el Viaducto Miguel Alemán completan el podio de siniestralidad con más de 12 y 10 accidentes por kilómetro, según el índice de accidentalidad creado por la compañía. Cerca de ambas está la calle Melchor Ocampo, en el tramo entre Río Roldano y la calzada México-Tacuba, con una tasa que también supera los 10 accidentes por cada 1.000 metros de distancia recorrida.

"En muchos casos, los resultados que encontramos no fueron una sorpresa, pero los datos nos permitieron ponerle un número a la intuición de cualquier chilango, así como nombre y apellido a las vialidades más conflictivas", ha afirmado Eugenio Riveroll, director de Sin Tráfico. Riveroll asevera que estas calles presentan un gran número de accidentes porque concentran un gran número de vehículos: “Cuantos más coches circulen por un tramo hay mayor probabilidad de accidentes”.

Una segunda causa se encuentra en la variabilidad de vehículos durante las horas punta y los horarios menos concurridos. “Por lo general, tienen límites de velocidad relativamente más altos que las calles secundarias y cuando hay pocos autos, los automovilistas van más rápido y hay mayor riesgo”, ha apuntado Riveroll. Un tercer factor tiene que ver con la planeación urbana de la capital. Son calles que cruzan con otras vialidades muy transitadas y en las que los conductores pierden la paciencia cuando hay mucho tráfico… y realizan maniobras más arriesgadas para salir del embotellamiento.

Tráfico CDMX
Las calles de la amargura de la Ciudad de México. Fuente: Sin Tráfico

El eje 6 sur, que recorre la metrópoli de este a oeste, ha atraído la atención de la prensa en las últimas semanas por un accidente en el que murieron dos menores de edad a finales de junio pasado. Un coche que iba a exceso de velocidad y una camioneta que fungía como transporte escolar se estrellaron a la altura de la calle San José, en la céntrica colonia del Valle.

El Gobierno capitalino emitió en agosto de 2015 un nuevo reglamento de tránsito, que entró en vigor en diciembre de ese año y que contempla multas más severas para los conductores que exceden los límites permitidos, así como controles más estrictos como las fotomultas, que toman fotografías cuando se comete una infracción. La medida ha sido altamente impopular entre los automovilistas, pero la secretaría local de Movilidad aseguró que en los primeros seis meses de 2016 se redujo la atención de accidentes viales en un 50%. En 2015 hubo 1.095 accidentes diarios en la capital, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. El objetivo es reducir un 35% las muertes por accidentes de tránsito para 2018.

Otras calles de la amargura son el tramo sur de la avenida de los Insurgentes, uno de los tres segmentos de la vía que atraviesa la ciudad de norte a sur y es una de las más largas del mundo; la Ribera de San Cosme, en el norte de la capital, y el eje central Lázaro Cárdenas, una de las rutas principales para llegar al centro histórico. Ejército Nacional -vía de entrada a la exclusiva zona de Polanco-, Río Consulado y Thiers completan el listado de las 10 vialidades más conflictivas.

El informe identifica a las ocho de la noche como la hora más conflictiva, al ser el final de la jornada laboral y un horario susceptible en la temporada de lluvias. Los lunes y viernes son los días con más siniestros. El estudio de Sin Tráfico considera un accidente vial cualquier colisión de un vehículo motorizado con otros usuarios y objetos que deje daños materiales y humanos considerables: desde un choque entre autos hasta un atropellamiento.

Los datos se obtuvieron del monitoreo y la depuración de bases de datos de fuentes oficiales. “Nuestro objetivo es que los automovilistas y las autoridades puedan tomar decisiones y solucionar problemas a partir de la información que recopilamos”, ha dicho Riveroll. La Ciudad de México registra casi 50 millones de viajes en automóvil a diario y los accidentes viales son la primera causa de muerte en el país entre hombres y mujeres de 15 a 24 años, según datos oficiales.

Más información