Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

India prohíbe al marido musulmán divorciarse con solo decir tres veces “talaq”

El Supremo declara inconstitucional el repudio de la mujer de palabra, por sms o correo electrónico

Mujeres de la Cachemira india durante un funeral de víctimas de violencia machista.
Mujeres de la Cachemira india durante un funeral de víctimas de violencia machista. AFP

El Tribunal Supremo de India ha declarado inconstitucional el controvertido divorcio instantáneo y unilateral que los hombres musulmanes podían formalizar de palabra por el método del "triple talaq": es decir, les bastaba pronunciar tres veces la palabra talaq, que significa divorcio, o enviar "Talaq talaq talaq" escrito por correo electrónico o SMS para repudiar a sus esposas y disolver la unión matrimonial.

La decisión ha sido tomada por un tribunal conformado por cinco jueces de distintas religiones (un hindú, un sij, un cristiano, un zoroástrico y un musulmán), que han sentenciado que el divorcio unilateral de palabra "no es esencial para la práctica religiosa" del islam y "viola la moralidad constitucional". Además, consideran que es "manifiestamente arbitrario" permitir a un hombre "romper un matrimonio por antojo o capricho". "Lo que es pecaminoso bajo la religión no puede ser validado por la ley", han subrayado los jueces.

Protesta contra el triple talaq en noviembre pasado en Ahmedabad.
Protesta contra el triple talaq en noviembre pasado en Ahmedabad. AFP

Este tipo de divorcio instantáneo ha sido abolido en países con mayoría musulmana, como Pakistán o Bangladesh. Sin embargo, persistía en India que, a pesar de tener una mayoría hindú, tiene más de 180 millones de musulmanes (14% de la población), según datos del centro de estudios Pew Research Center.

Según un estudio del Movimiento Indio de Mujeres Musulmanas (BMMA por sus siglas en Inglés), una de cada once de las 4.710 mujeres musulmanas entrevistadas sufrió un divorcio provocado por el "triple talaq". Los activistas de derechos humanos recurrieron a los tribunales al entender que es una práctica discriminatoria para las mujeres y que ha aumentado en los últimos años. “Sabemos de miles de casos en los que el talaq ha dejado a las mujeres desamparadas y sin lugar a donde ir. Muchas madres y sus hijos se quedan sin casa de un momento a otro cuando sus esposos se divorcian de manera unilateral”.

Una de las impulsoras de la demanda, Shayara Bano, cuyo esposo utilizó "triple talaq" para divorciarse por carta en 2015, calificó el fallo de "un hito histórico" para las mujeres musulmanas, por lo que reclamó que ahora se legisle para evitar que persista, ya que grupos islámicos rigoristas del país se han opuesto a cualquier prohibición del "triple talaq".