Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Muere una bloguera francesa al explotarle un sifón de cocina con el que hacía chantilly

Una pieza del dispensador golpeó en el pecho de Rebecca Burger en su casa de Francia mientras cocinaba

Rebecca Burger, una bloguera, youtuber e instagramer francesa muy conocida en el mundo del fitness, ha fallecido tras explotarle un sifón de cocina de gas comprimido con el que estaba preparando crema chantilly. La familia ha confirmado que el fallecimiento se produjo el pasado 18 de junio, cuando la parte superior del dispensador, fabricada en plástico y que el fabricante había intentado quitar de la circulación, no aguantó la presión y salió disparada. La mujer recibió un fortísimo impacto en el pecho que le causó la muerte. En mayo pasado, la cocinera de un restaurante de Madrid sufrió heridas muy graves en el pecho al explotarle un sifón de nitrógeno. Ocho comensales resultaron heridos leves.

El sifón que ha provocado la muerte de la conocida bloguera está incluido en la lista de dispensadores defectuosos que elaboraron en mayo pasado las autoridades de consumo francesas. La propia marca retiró los sifones fallidos en marzo de 2013. Pero el aviso sin duda no le llegó a Rebecca.

La mujer, de 33 años, que promocionaba actividades de fitness y viajes colgando vídeos en varias redes sociales, estaba cocinando un pastel en su casa de Mulhouse, una ciudad alsaciana al este de Francia, cuando sobrevino la tragedia. Según su familia y la policía, Burger estaba preparando la crema cuando la parte superior del sifón, de la marca Ard Time, explotó, hiriéndola en el pecho. La fallecida contaba con 55.000 seguidores en Facebook y 172.000 en Instagram.

La familia de Burger ha asegurado en Instagram que el fallecimiento fue consecuencia de un "accidente doméstico", debido a que el sifón "estalló y golpeó el pecho Rebecca, causando su muerte". La bloguera, según las autoridades francesas, falleció poco después del accidente como consecuencia de las heridas, que le provocaron un paro cardiaco. La Gendarmería local ha abierto una investigación.

La familia ha mostrado en las redes sociales fotos de dispensador asesino, que es un dispositivo a presión de plástico y metal, con una pequeña bombona de gas para expulsar la crema emulsionada a través de una cánula con molde. "No utilices este tipo de utensilios en tu casa. Hay decenas de miles dispositivos defectuosos circulando por ahí", ha explicado la familia en Instagram.

La muerte de Rebecca Burger llega tras dos accidentes similares que se produjeron en Francia en 2014, en los que sendas personas resultaron heridas.Una de las víctimas sufrió la fractura de seis costillas y del esternón. Pero ninguno de los afectados murió.

El Instituto Nacional de Consumo francés había hecho pública una advertencia en mayo sobre ese mismo sifón, ya que la tapa de plástico podía no resistir la presión generada por el gas comprimido que se almacena y aprieta en la parte inferior metálica. Como consecuencia de este aviso, la marca ArdTime pidió a sus clientes que devolvieran el sifón para cambiar las piezas defectuosas. 

De hecho, ArdTime activó en su página web un apartado junto a un formulario en el que advertía del "peligro" de las tapas de plástico originales del sifón y pedía a sus clientes que se pusieran en contacto con la empresa para reemplazarlas por otras de aluminio. "Una vez que rellene el formulario, destruya inmediatamente el cabezal de plástico", advertía ArdTime.

El pasado 24 de mayo, una mujer de 39 años, resultó herida en un restaurante de Madrid en el que trabajaba como cocinera al explotarle un sifón de nitrógeno. La mujer estaba preparando un plato con el dispensador cuando este le estalló muy cerca de la cara. Le provocó una herida penetrante en el hemitórax izquierdo y sufrió gravísimos daños en el brazo izquierdo.

Síguenos en Twitter y en Flipboard