Le Pen apela al electorado de Mélenchon, que se niega a dar consigna de voto

La candidata de ultraderecha pide a los electores de izquierda que “bloqueen” a Emmanuel Macron

Marine Le Pen tiene en su mira los 7 millones de votos que se llevó en la primera vuelta de las presidenciales francesas el líder de la izquierda alternativa Jean-Luc Mélenchon, que este viernes siguió negándose a dar una consigna de voto a sus seguidores. A ellos se dirigió la líder del Frente Nacional directamente en un vídeo plagado de guiños —se presenta como la enemiga de la “oligarquía”— para pedirles ayuda para “bloquear” el paso al Elíseo de su rival el 7 de mayo, el centrista Emmanuel Macron.

Un obrero observa los carteles de los candidatos a la segunda vuelta en Francia
Un obrero observa los carteles de los candidatos a la segunda vuelta en FranciaChesnot (Getty Images)

“Me dirijo a los votantes de Francia Insumisa para decirles que hoy hace falta bloquear a Emmanuel Macron” porque “su proyecto está en las antípodas de lo que habéis apoyado durante la campaña de la primera vuelta”, dice Le Pen en el vídeo, que dura casi cuatro minutos y que la candidata del FN colgó en sus redes sociales. “El banquero Macron”, como se refiere a su rival una y otra vez, “no representa el cambio, es la continuidad, representa esas finanzas arrogantes que Hollande prometió combatir y que al final dejó prosperar”, insiste Le Pen.

La líder del partido de extrema derecha se propone como la heredera natural de propuestas del izquierdista Mélenchon, que quedó en cuarta posición el pasado domingo, con 19,6% de votos. Le Pen apela entre otros a la aversión compartida por la globalización y promete “negociar firmemente con Bruselas”, aunque sin llegar a hablar de la salida de la Unión Europea.

El portavoz de Francia Insumisa, Alexis Corbière, calificó el vídeo de “despreciable” y replicó que Le Pen “está contra la ecología, el reparto de la riqueza, los derechos de los trabajadores o la VI República”.

En el vídeo, Le Pen reconoce que hay “divergencias” entre los “insumisos” y los frentistas, pero sostiene que no es momento ahora para tratar “cuestiones de fondo”, que para ello ya habrá tiempo después de la cita con las urnas el domingo de la semana que viene, asevera. “Hoy tenemos que combatir un punto esencial: no es posible dejar Francia en manos de Emmanuel Macron, el peligro es demasiado grande”, insiste Le Pen, que cierra presentando la cita en las urnas del domingo de la semana que viene como una batalla contra la “oligarquía que lucha contra mí, pero también contra vosotros”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Mélenchon rompe su silencio

La líder del partido de extrema derecha se adelantó con su maniobra a la esperada comparecencia de Mélenchon, quien hasta ahora se ha negado a pedir abiertamente el voto por Macron para frenar a Le Pen, como sí han hecho otros líderes políticos del país. Tampoco lo hizo este viernes. En un vídeo de media hora que publicó en su canal de YouTube, Mélenchon calificó la cita del 7 de mayo como la elección “entre la extrema finanza y la extrema derecha” y reiteró que no dará una consigna de voto a sus seguidores porque eso podría provocar divisiones, argumenta. El líder de Francia Insumisa confirmó que el domingo 7 de mayo irá a votar, pero no reveló por quién lo hará. Sin embargo, sí dejó claro que no será por Le Pen.

“¿Hay alguien que tenga dudas de lo que pienso del Frente Nacional? Yo no votaré al FN, todo el mundo lo sabe. Esa duda no existe”, se defendió Mélenchon de las múltiples críticas que le han caído esta semana por negarse a pedir el voto por el rival de Le Pen, como sí lo hizo cuando en 2002 se clasificó para la segunda vuelta el padre de la hoy candidata de extrema derecha, Jean-Marie Le Pen.

Aunque la mayoría de sondeos da por vencedor a Macron, los expertos advierten de que no es completamente imposible una victoria de Le Pen, sobre todo si la abstención o el voto en blanco aumentan en la próxima cita ante las urnas. De ahí que el silencio de Mélenchon haya sido tan criticado, especialmente porque hay una parte de su electorado considerada sensible a los mensajes del FN. Otra de las políticas de primera fila de la escena francesa que también se negaba a pedir abiertamente el voto por Macron, la alcaldesa socialista de Lille, Martine Aubry, anunció este viernes finalmente que votará por el líder de En Marcha!

Por su parte, el candidato de derecha Nicolas Dupont-Aignan, que en la primera vuelta quedó en sexto lugar con el 4,75% de los votos, dijo este viernes que apoyará a Le Pen, que desde su pase a segunda vuelta el domingo había cortejado abiertamente su respaldo y el de sus electores.

 

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS