Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Europa ciudadana

Un continente unido por la energía

Preguntas y respuestas sobre uno de los pilares del Ejecutivo comunitario de Jean-Claude Juncker: la Unión Energética

Detalle del único depósito de gas en los bálticos.
Detalle del único depósito de gas en los bálticos.

¿En qué consiste la Unión Energética?

Asequibilidad, seguridad y sostenibilidad. Estas son las tres máximas a las que aspira Bruselas en una de sus prioridades para 2030; la Unión Energética. Se trata de una directiva lanzada por la Comisión Europea en 2015 y que pretende lograr la transición hacia una economía baja en carbono, segura en su abastecimiento y competitiva en cuanto a los precios. La Unión Energética es, además, una de las 10 prioridades el Ejecutivo comunitarios de Jean-Claude Juncker.

¿Quién es el responsable de llevarla acabo?

La Comisión publicó en 2015 el plan para 2030 de la Unión Energética promovida por el comisario de Energía y Clima, el español Miguel Arias Cañete. Pero son los Estados los encargados de llevar a cabo políticas que incentiven la competitividad, la seguridad de abastecimiento para no depender de una sola fuente de energía e incentivar la sostenibilidad.

¿Cuáles son los pilares de la Unión Energética?

Descarbonización, eficiencia energética, mercado energético interno, seguridad energética e investigación, innovación y competitividad.

Seguridad energética, solidaridad y confianza: el objetivo es hacer que la UE sea menos vulnerable a las perturbaciones energéticas externas y reducir la dependencia de determinados combustibles, proveedores de energía como lo es Rusia. Para ello, el Ejecutivo comunitario fomentará las plantas de gas licuado para recibir gas de países como Noruega, Catar o Estados Unidos. Bruselas quiere así garantizar la diversificación de la oferta (fuentes de energía, proveedores y rutas), alentar a los Estados miembros para garantizar la seguridad del suministro y aumentar la transparencia en cuanto al suministro de gas.

El mercado interior de la energía: las prioridades consisten en mejorar las interconexiones energéticas y mejorar la cooperación entre los Estados miembros al elaborar políticas energéticas. Bruselas quiere facilitar a los ciudadanos la elección de sus proveedores de energía.

La eficiencia energética: la UE debería mejorar al menos un 27% la eficiencia energética para 2030, como se acordó en un Consejo Europeo —reunión de los 28 jefes de Estado y Gobierno— de 2014. Entre las medidas, se incluye el aumento de la eficiencia energética en el sector de los edificios y la eficiencia del combustible en el sector del transporte.

Descarbonización de la economía: la estrategia establece el objetivo de que la UE se convierta en el líder mundial en energías renovables y un centro mundial para el desarrollo de la próxima generación de energías renovables técnicamente avanzadas y competitivas.

Investigación, innovación y competitividad: la UE debería estar a la vanguardia de la red inteligente y de la tecnología doméstica inteligente, el transporte limpio, los combustibles fósiles limpios y la generación nuclear más segura del mundo. El nuevo enfoque de la investigación y la innovación en el ámbito de la energía se basaría en el programa Horizonte 2020 y debería acelerar la transformación del sistema energético.


PARTICIPA
• En Twitter: Escribe tu opinión sobre este tema en #yosoyeuropa
• En Facebook: Charla el miércoles a las 16 con Belén Domínguez Cebrián sobre la dependencia europea del gas natural ruso.

Más información