Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por su propia seguridad, no hable de política durante la Eurocopa

El Ministerio francés del Interior aconseja no mantener conversaciones ideológicas durante el torneo

Manifestantes contra la reforma laboral del Gobierno francés, este jueves en Nantes. Ampliar foto
Manifestantes contra la reforma laboral del Gobierno francés, este jueves en Nantes. AFP

La amenaza terrorista bajo la cual ha organizado Francia la Eurocopa ha llevado al Gobierno a extremar las medidas de seguridad y, como en otras ocasiones, a ofrecer consejos prácticos a los ciudadanos. Esta vez, sin embargo, el Ministerio del Interior ha ido un poco más lejos proponiendo una conducta sorprendente: no hablar de política. Bajo el epígrafe titulado "Comportarse bien dentro y en los accesos a los estadios", la Prefectura de Policía de París ha publicado este viernes sus cuatro grandes consejos. El tercero de ellos dice textualmente: "No exprese opiniones políticas, ideológicas, injuriosas, racistas o xenófobas".

El sindicato CGT, el más importante de Francia que abandera ahora las protestas sociales contra la reforma laboral, se ha echado las manos a la cabeza. El sindicato critica que se equipare el hecho de hablar de política con el de expresar ideas xenófobas y se pregunta si todavía existe la libertad de expresión en Francia.

Recomendaciones del Gobierno francés para la Eurocopa.
Recomendaciones del Gobierno francés para la Eurocopa.

Entre las recomendaciones publicadas por Interior hay algunas básicas y lógicas, como la de respetar las órdenes de los agentes de seguridad y de los organizadores y no interrumpir la circulación ni hacer demasiado ruido. Esto último no tiene que ver con la seguridad, pero sí con la tranquilidad de los vecinos. Otro consejo, esta vez impracticable, es el de evitar las aglomeraciones. La gran cantidad de aficionados, unido a los estrechos y a veces mal gestionados controles de seguridad, desemboca por fuerza en enormes tapones.

Por lo demás, el despliegue de efectivos para garantizar la seguridad tiene pocos precedentes: 40.000 militares y más de 70.000 policías y agentes adicionales.

Más información