Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia avanza en la legalización de la marihuana medicinal

El Congreso aprueba el proyecto de ley, que deberá ser ahora ratificado y sancionado por el presidente

La reglamentación del uso de la marihuana medicinal en Colombia estará a cargo de los ministerios de Salud, Justicia y Agricultura.
La reglamentación del uso de la marihuana medicinal en Colombia estará a cargo de los ministerios de Salud, Justicia y Agricultura. EFE

Cinco meses después de que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, firmó un decreto para reglamentar el uso de la marihuana con fines medicinales, el Congreso de la República le dio un nuevo espaldarazo a la posibilidad de que en el país exista una ley que dé garantías jurídicas y directrices claras para el uso de esta planta.

A la iniciativa solo le resta la conciliación entre la Cámara y el Senado (las dos instancias del Congreso) para que pase a sanción presidencial y se convierta en Ley de la República. El texto, aprobado este miércoles y que se ha sido catalogado por algunos congresistas como "histórico", regula el uso del cannabis con fines terapéuticos y establece la normativa que determinará qué instituciones se encargarán de otorgar las licencias para el cultivo de la planta, así como cuáles serán las sanciones a las que se someterían quienes incumplan con los protocolos.

En Colombia, durante varios años algunas instituciones como la Fundación Cultivando Esperanza han luchado para que por ley se legalice el uso del cannabis para el tratamiento alternativo de pacientes (la mayoría niños) con epilepsia refractaria. Por eso, desde que el senador liberal Juan Manuel Galán presentó el proyecto ante el legislativo, creció un movimiento ciudadano para que la idea tuviera el apoyo necesario en el Congreso, en donde en los últimos años pocas decisiones de esta trascendencia han avanzado.

Aunque el decreto presidencial abrió un camino para que la marihuana medicinalfuera legal en Colombia, le faltaba respaldo jurídico para que ante un eventual cambio de Gobierno no fuera anulado. Además, todos los países que han regulado el tema lo han hecho a través de una ley. La decisión, que en los próximos días será formalizada, permitirá que Colombia se una a países como Chile, Puerto Rico, Uruguay, Estados Unidos, Holanda, República Checa e Israel, en donde se ha aprobado el uso del cannabis con fines terapéuticos.

Según cálculos del Gobierno, el comercio de esta planta con los fines establecidos por la ley podría significar para el país una entrada económica anual de al menos dos mil millones de dólares. Con la decisión del Congreso, que dará las herramientas a los ministerios de justicia, salud y agricultura para que supervisen el tema, se espera además dar un giro en la lucha contra las drogas. Una tendencia que países tan afectados por este tema como Colombia han empezado a contemplar. Recientemente el presidente de México Enrique Peña Nieto abrió la puerta a la legalización de la marihuana medicinal.