Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres generales acusan a Hollande de haber “capitulado” ante el problema de Calais

Los militares, en la reserva, se solidarizan con un general detenido por ir a una marcha ilegal de ultraderecha

Tiendas improvisadas del campamento de Calais arden mientras la policía los desaloja este jueves.
Tiendas improvisadas del campamento de Calais arden mientras la policía los desaloja este jueves.

En su permanente campaña xenófoba, la extrema derecha francesa cuenta desde ahora con unos excepcionales aliados: varios generales en la reserva que se han dirigido indignados al presidente de la República, François Hollande, con una dura carta enviada al palacio del Elíseo. Los militares opinan que el jefe del Estado ha permitido una auténtica “capitulación” en Calais, donde miles de refugiados esperan en condiciones infrahumanas en un descampado una oportunidad para pasar al Reino Unido.

Los tres generales exigen “responsabilidad” a Hollande porque, dicen, “usted no puede eludir sus obligaciones”. “El presidente de la República Francesa, en virtud del artículo V de la Constitución de 1958, es el garante de la integridad del territorio”, arranca la carta, publicada este viernes en exclusiva por el diario Le Figaro. Sin embargo, añaden, su responsabilidad está en entredicho dado que “los migrantes ilegales entran masivamente en Francia y se instalan en lugares como Calais”.

Aseguran que, debido a ello, los habitantes de Calais sufren una situación “desastrosa” en medio “del terror de bandas mafiosas”. Por todo ello, exigen al jefe del Estado que negocie con Londres y Bruselas las correspondientes modificaciones de los acuerdos con ambos, y concretamente el tratado de Schengen.

Los tres firmantes ya no están en activo, pero continúan a disposición del ministro de Defensa, que puede exigirles su vuelta a la actividad en caso de crisis o guerra. Se trata de Pierre Coursier, exgobernador militar de Lille, cuya competencia territorial incluye Calais; Antoine Martínez y Jean du Vernier. El primero pertenece al Ejército de Tierra y los otros dos, al del Aire. A la firma de los tres se suma la de Yvan Flot, exdiputado del Frente Nacional de la región Norte-Paso de Calais.

Los firmantes de la carta se solidarizan con un general detenido por participar en una manifestación ilegal de la extrema derecha

La carta tiene también por objetivo, quizás el más importante, solidarizarse con el también general en la reserva Chistian Piquemal, detenido en Calais el 6 de febrero junto a activistas de Pegida France (la marca francesa del movimiento xenófobo alemán). El antiguo jefe de la Legión Extranjera, que será juzgado el 12 de mayo, participaba en una manifestación no autorizada y se encaró con los policías que intentaron identificarle.

Los firmantes de la carta a Hollande aseguran que Piquemal había acudido “pacíficamente” a Calais el día de su detención “para constatar esa capitulación del Estado”. “Irónicamente, fue detenido en nombre del orden público, mientras los migrantes ilegales continúan libres”. “Señor presidente, usted debe entender la medida de indignación que esa paradoja provoca en el corazón de muchos franceses”.

Y concluyen los autores del escrito: “En lugar de cebarse en un soldado, general y patriota, conviene restablecer el orden en Calais, lo que incluye erradicar la jungla —¿puede existir una jungla en la República?— y el envío de todos los clandestinos a sus países de origen”.

El general Piquemal dice ahora que desconocía la militancia de los organizadores de la protesta, pero insiste en que no se arrepiente de nada porque la situación de Calais es “intolerable”.

En Francia hay un millar de generales y almirantes en la reserva. Muchos de ellos, asegura el periódico, están de acuerdo con la iniciativa, pero han preferido no firmarla. Uno de sus promotores ha sido Nicolas Stoquer, secretario de la asociación Conférence France Armée. “Es la urgencia de la situación de crisis lo que les ha empujado a expresarse de manera desacomplejada”, dice Stoquer. “Intervienen como expertos, apolíticos, en su papel de alertadores”.

Más información