Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rostros de las protestas

Miles de personas salen a las calles brasileñas para mostrar su descontento con el Gobierno de Dilma Rousseff

  • Silvana Maeda, de 33 años, llevó a su sobrina Bruna, de 13, a la protesta convocada en São Paulo. "Vinimos a expresar nuestro sentimiento con toda esa corrupción", dice. Maeda afirma que no está a favor del impeachment "porque no hay ningún requisito legal aún". Es la primera vez que Bruna asiste a una manifestación.
    1Silvana Maeda, de 33 años, llevó a su sobrina Bruna, de 13, a la protesta convocada en São Paulo. "Vinimos a expresar nuestro sentimiento con toda esa corrupción", dice. Maeda afirma que no está a favor del impeachment "porque no hay ningún requisito legal aún". Es la primera vez que Bruna asiste a una manifestación.
  • Ronaldo Encalado defiende la destitución de Dilma Rousseff, motivado por el incumplimiento de sus promesas de campaña y sus medidas fiscales. El hombre afirma que se deben celebrar nuevas elecciones y que es "totalmente constitucional".
    2Ronaldo Encalado defiende la destitución de Dilma Rousseff, motivado por el incumplimiento de sus promesas de campaña y sus medidas fiscales. El hombre afirma que se deben celebrar nuevas elecciones y que es "totalmente constitucional".
  • Sara, de 39 años, con Guilherme, de 8 meses. El bebé asiste a su primera protesta "de muchas", dice la madre. Lo importante, explica, es manifestarse para para quitar a "todos esos corruptos del poder, no importa cargo o partido".
    3Sara, de 39 años, con Guilherme, de 8 meses. El bebé asiste a su primera protesta "de muchas", dice la madre. Lo importante, explica, es manifestarse para para quitar a "todos esos corruptos del poder, no importa cargo o partido".
  • Fábio de Santos Leche, de 38 años, gritaba "Viva el PT", mientras cargaba un carrito con cerveza y agua. "La gente tiene trabajo gracias al PT", dije. Él votó en Dilma Rousseff. "Pero la corrupción es demasiada, también", señala. En su opinión, si la presidenta dimite, su sucesor continuará las prácticas corruptas. "Ese pueblo que está en la calle es el pueblo de Aécio [Neves, opositor al gobierno de Rousseff].
    4Fábio de Santos Leche, de 38 años, gritaba "Viva el PT", mientras cargaba un carrito con cerveza y agua. "La gente tiene trabajo gracias al PT", dije. Él votó en Dilma Rousseff. "Pero la corrupción es demasiada, también", señala. En su opinión, si la presidenta dimite, su sucesor continuará las prácticas corruptas. "Ese pueblo que está en la calle es el pueblo de Aécio [Neves, opositor al gobierno de Rousseff].
  • El juez Sergio Moro es el más aclamado de este domingo. Varios carteles llevan su nombre. La ingeniera Ana Maria Iten llevaba un letrero que dice: “Viva Moro, Fuera PT y Dilma”. Ella, sin embargo, no está a favor de que se inicie un proceso de destitución en contra de la persidenta. "Ella tiene que reparar su propia mierda".
    5El juez Sergio Moro es el más aclamado de este domingo. Varios carteles llevan su nombre. La ingeniera Ana Maria Iten llevaba un letrero que dice: “Viva Moro, Fuera PT y Dilma”. Ella, sin embargo, no está a favor de que se inicie un proceso de destitución en contra de la persidenta. "Ella tiene que reparar su propia mierda".
  • Lafayete Afonseca, funcionario del Banco del Brasil, también homenajea a Sergio Moro, el juez de la operación Lava Jato,. "Yo quiero que haya un proceso de destitución y se convoquen nuevas elecciones".
    6Lafayete Afonseca, funcionario del Banco del Brasil, también homenajea a Sergio Moro, el juez de la operación Lava Jato,. "Yo quiero que haya un proceso de destitución y se convoquen nuevas elecciones".
  • Las psicólogas Melisa Artese y Monique Souza llegaron a la protesta en un coche blindado.Están a favor de que se celebren nuevas elecciones y de prohibir voto a quien reciba Bolsa Familia, el subsidio gubernamental para los más pobres en Brasil. "Es una manera muy evidente de comprar voto", explican.
    7Las psicólogas Melisa Artese y Monique Souza llegaron a la protesta en un coche blindado.Están a favor de que se celebren nuevas elecciones y de prohibir voto a quien reciba Bolsa Familia, el subsidio gubernamental para los más pobres en Brasil. "Es una manera muy evidente de comprar voto", explican.
  • "Estar en contra del PT no significa estar a favor de Eduardo Cunha [el líder de la Cámara baja brasileña y un abierto opositor de Dilma Rousseff]. No colaboramos con él", dice Bernardo Santoro, coordinador del MBL en Río. "Si se demostrase que Cunha está implicado en la trama de corrupción de Java Lato, también pediríamos su salida. Pero la de Dilma es urgente".
    8"Estar en contra del PT no significa estar a favor de Eduardo Cunha [el líder de la Cámara baja brasileña y un abierto opositor de Dilma Rousseff]. No colaboramos con él", dice Bernardo Santoro, coordinador del MBL en Río. "Si se demostrase que Cunha está implicado en la trama de corrupción de Java Lato, también pediríamos su salida. Pero la de Dilma es urgente".
  • Aunque parece que la crisis política es el tema principal de Brasil, hay quien no ha escuchado hablar sobre el proceso de destitución en contra de Dilma Rousseff. Estefani (segunda a la izquierda), de 20 años, y sus amigos vinieron a pasar el día en la playa en Río y se toparon con la manifestación. "No sabemos qué reclaman".
    9Aunque parece que la crisis política es el tema principal de Brasil, hay quien no ha escuchado hablar sobre el proceso de destitución en contra de Dilma Rousseff. Estefani (segunda a la izquierda), de 20 años, y sus amigos vinieron a pasar el día en la playa en Río y se toparon con la manifestación. "No sabemos qué reclaman".
  • Teresinha Vitorino, profesora de 53 años, está a favor de quitar a todos los políticos corruptos. Y, en su opinión, son desde la propia presidenta hasta Eduardo Cunha. "Y estoy a favor de que el Ejército intervenga para acabar con todos y cerrar el Congreso y Senado".
    10Teresinha Vitorino, profesora de 53 años, está a favor de quitar a todos los políticos corruptos. Y, en su opinión, son desde la propia presidenta hasta Eduardo Cunha. "Y estoy a favor de que el Ejército intervenga para acabar con todos y cerrar el Congreso y Senado".
  • Además de la destitución de Rousseff, hay también quienes piden el regreso de José Sarney, presidente de Brasil entre 1985 y 1990. En su Gobierno, Brasil enfrentó una gravísima crisis económica y el exmandatario fue involucrado en casos de corrupción. "Es una burla. Mira que hasta con el ladrón de Sarney se estaba mejor que con esa de ahí", dice el funcionario público Geraldo Custódio, de 61 años.
    11Además de la destitución de Rousseff, hay también quienes piden el regreso de José Sarney, presidente de Brasil entre 1985 y 1990. En su Gobierno, Brasil enfrentó una gravísima crisis económica y el exmandatario fue involucrado en casos de corrupción. "Es una burla. Mira que hasta con el ladrón de Sarney se estaba mejor que con esa de ahí", dice el funcionario público Geraldo Custódio, de 61 años.
  • "En Brasilia, las personas no sienten tanto la crisis. Si falta dinero, ellas intercambian el whisky de 18 años por el de 12. Por eso pocos se manifiestan", afirma el funcionario público Jorge Serejo, 60. Él defiende una intervención militar.
    12"En Brasilia, las personas no sienten tanto la crisis. Si falta dinero, ellas intercambian el whisky de 18 años por el de 12. Por eso pocos se manifiestan", afirma el funcionario público Jorge Serejo, 60. Él defiende una intervención militar.