Bruselas investiga por fraude a 20 asistentes del Frente Nacional

El Parlamento Europeo argumenta que están trabajando para el partido y no para la UE

 Marine Le Pen, en una rueda de prensa este lunes en Metz.
Marine Le Pen, en una rueda de prensa este lunes en Metz. JEAN-CHRISTOPHE VERHAEGEN (AFP)

Una sospecha de irregularidades financieras en el Frente Nacional de Marine Le Pen ha agitado la escena política francesa. La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude investiga un posible uso fraudulento de fondos del Parlamento Europeo denunciado por la propia Eurocámara. Hasta 20 asistentes de eurodiputados del Frente Nacional forman parte del organigrama de este grupo político y declaran realizar su actividad en Francia. Es decir, reciben un salario del Parlamento Europeo pero se dedican a labores de partido, algo contrario a la normativa comunitaria.

La líder del Frente Nacional reaccionó airadamente a una acusación de la que responsabiliza directamente al primer ministro francés. “Manuel Valls está movilizando a sus amigos socialistas contra el Frente Nacional”, acusó en su cuenta de Twitter. “El presidente del Parlamento Europeo ha sacado la artillería pesada. Presentaremos una queja contra él por hacer acusaciones falsas”, añadió.

La Eurocámara niega cualquier tipo de intencionalidad política y esgrime los hechos para rebatirla. El Frente Nacional decidió recientemente publicar el organigrama de su partido, integrado por un buen número de asistentes parlamentarios. Los servicios administrativos del Parlamento informaron al presidente de la institución, el socialdemócrata Martin Schulz, que remitió casi inmediatamente la información a la oficina antifraude. La investigación deberá determinar ese supuesto perjuicio, que la Eurocámara cifra en 7,5 millones de euros.

Más información
Le Pen triunfa en los primeros comicios tras los atentados de París
Le Pen reclama la suspensión de Schengen, “paraíso de los yihadistas”
Sarkozy corteja a los electores de Le Pen y descarta pactos con ella

Un portavoz de esta institución explica que por primera vez un hipotético mal uso de retribuciones parlamentarias adquiere esas dimensiones. Hasta ahora había habido casos aislados de asistentes que trabajaban en otras labores ajenas a Bruselas o Estrasburgo —a los eurodiputados no se les exige exclusividad; a los asistentes sí—, pero nunca un grupo tan numeroso. El Frente Nacional cuenta con 23 eurodiputados —fue la fuerza política francesa más votada en las europeas— y cada parlamentario dispone al menos de dos asistentes. Parte de los 20 que ha identificado el Parlamento Europeo declaran realizar su actividad en la sede del partido en Nanterre, cerca de París.

Con unas elecciones regionales a la vuelta de la esquina —el 22 y el 29 de marzo—, Manuel Valls atacó ayer duramente al partido de Le Pen. “Hago campaña para estigmatizar al Frente Nacional y para decir que no representan ni a la República ni a Francia”, enfatizó en la Asamblea Nacional, la Cámara baja francesa. Valls consideró que una victoria electoral de esta formación sería “mala para la imagen del país”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS