Los terroristas compraron algunas armas en Bélgica

Un presunto suministrador del material se entregó este miércoles a la policía al reconocer que había estado en contacto con Amedy Coulibaly

Fuerzas de seguridad francesas patrullan en las inmediaciones del mercado judío atacado por Coulibaly.
Fuerzas de seguridad francesas patrullan en las inmediaciones del mercado judío atacado por Coulibaly.OLIVIER HOSLET (EFE)

Algunas de las armas utilizadas en los atentados de París se adquirieron en Bélgica. Un presunto suministrador del material se entregó ayer a la policía al reconocer que había estado en contacto con Amedy Coulibaly, autor del ataque al supermercado kosher de París. Tras su declaración, el sospechoso fue detenido por trafico de armas, según confirmó la fiscalía federal, que asegura estar en contacto con las autoridades francesas respecto a este caso. La policía registró su domicilio y encontró pruebas que confirman su relación con Coulibaly y también que le suministró al menos algunas de las armas de los atentados.

Más información
Coulibaly reivindica el ataque en nombre del EI en un vídeo póstumo
Las caras del odio
El camino de París a la yihad
Todo sobre los Atentados de París

Uno de esos papeles atestigua que el detenido, cuya identidad se desconoce, entregó a Coulibaly una Tokarev, una de las armas utilizadas por el terrorista, según el diario Le Soir. No fue la única entrega de armas en Bélgica. Los hermanos Kouachi, autores del atentado contra Charlie Hebdo, también obtuvieron el arsenal utilizado a través de Coulibaly, que lo compró en el entorno de la estación de Midi de Bruselas —uno de los principales puntos de comunicación de la capital belga— por menos de 5.000 euros.

El traficante acudió por iniciativa propia a las dependencias policiales de la policía en Charleroi (a 60 kilómetros de Bruselas). Asustado tras conocer la identidad de su supuesto cliente, el detenido belga prefirió desvelar sus negocios. Los hermanos Kouachi ya intentaron comprar armas en Bélgica en 2010 para otra operación diferente, según publicó el periódico digital francés Mediapart el pasado lunes.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS