Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel congela el envío de 105 millones al Gobierno palestino

Estudia presentar denuncias contra dirigentes palestinos por crímenes de guerra

Abbas, durante la firma de la adhesión palestina a la Corte Penal Internacional.
Abbas, durante la firma de la adhesión palestina a la Corte Penal Internacional.

Israel anunció este sábado que va a congelar el envío de unos 500 millones de shekels (unos 105 millones de euros) de impuestos recaudados por cuenta de la Autoridad Palestina que se transfieren mensualmente al Gobierno palestino, como represalia por la solicitud del presidente Mahmud Abbas de unirse a la Corte Penal Internacional (CPI). Esas transferencias son fundamentales para el Ejecutivo palestino, que suele utilizar ese dinero para pagar los sueldos de los funcionarios.

Además, según una fuente oficial no identificada, el Gobierno de Benjamín Netanyahu estudia presentar denuncias contra dirigentes palestinos por crímenes de guerra ante dicho tribunal, si bien tendría que hacerlo a través de organizaciones no gubernamentales ya que Israel no ha suscrito el Estatuto de Roma de la CPI.

El viernes, la administración de Abbas presentó en Naciones Unidas un documento para sumarse a la CPI, con la intención de hacer “justicia para todas las víctimas que han sido asesinadas por Israel, el poder ocupante” en Palestina.

El Tribunal de La Haya, tiene jurisdicción sobre graves delitos como crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. En la llamada Operación Margen Protector del pasado verano murieron más de 2.100 palestinos, la mayoría civiles, y 20.000 viviendas quedaron destrozadas en Gaza. Por la parte israelí, murieron 67 soldados y seis civiles.

La reacción palestina al anuncio de que se congelaba la transferencia mensual consistió precisamente en acusar a Israel de “un nuevo crimen de guerra” por esa decisión. “No retrocederemos frente a las presiones”, dijo el jefe de los negociadores palestinos, Saeb Erekat.

La iniciativa palestina de integrarse en la Corte Penal Internacional ha sido muy criticada por Israel y también por Estados Unidos, principal valedor del Estado judío en el ámbito internacional. Washington apoya un Estado palestino, pero siempre tras un acuerdo de paz negociado con Israel.

“No debería ser una sorpresa que haya consecuencias por este paso, pero continuamos revisando” la situación, explicó un funcionario del Departamento de Estado que solicitó el anonimato. EE UU presta anualmente ayuda a Palestina por valor de unos 400 millones de dólares, (333 millones de euros) un apoyo que podría verse cercenado según las leyes estadounidenses si se demuestra que se ha utilizado el dinero para impulsar denuncias contra Israel en la CPI.