Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteado el coche del principal político opositor en Pakistán

Imran Khan está ileso, según su portavoz. Dos marchas continúan su avance hacia Islamabad

Imran Jan saluda a sus simpatizantes durante una manifestación convocada en Gujranwala este viernes Ampliar foto
Imran Jan saluda a sus simpatizantes durante una manifestación convocada en Gujranwala este viernes Efe

El vehículo del líder del partido político Movimiento por la Justicia en Pakistán (en sus siglas en urdu), Imran Khan, ha recibido varios disparos en la localidad de Gujranwala, en el marco de las marchas antigubernamentales hacia la capital Islamabad. El político opositor ha salido ileso, según ha contado una portavoz del líder opositor, que ha añadido que la policía no ha intervenido para frenar las hostilidades. Una multitud, blandiendo posters del gobernante Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N), atacó el convoy, lanzando zapatos y piedras, informa Reuters.

Dos grandes marchas antigubernamentales continúan este viernes su lento avance hacia la capital para pedir la reununcia del primer ministro Nawaz Sharif. Jan, también un famoso exjugador de cricket, lidera una de ellas mientras la otra está encabezada por el clérigo musulmán Tahirul Qadri. Khan acusa al primer ministro de no haber hecho lo suficiente para investigar un supuesto fraude en las últimas elecciones generales.

Tras partir de la ciudad de Lahore ayer jueves al mediodía (hora local), la caravana de autos, motos, autobuses y camiones ha recorrido una distancia que habitualmente se haría en una hora, destaca la BBC. El plan original era llegar a Islamabad el jueves 14 de agosto, el día de la independencia del país. Miles de personas se han unido en el camino.

France Presse ha resaltado el fuerte despliegue policial, que continúa este viernes, y los intentos por parte de las autoridades de sabotear el avance, como con el bloqueo de las carreteras con grandes contenedores y destacamientos de policía antidisturbios.

El Gobierno había prohibido ambas protestas, aunque un tribunal decidió autorizarlas en el último momento. El ministro de Interior advirtió a los manifestantes de que no entraran en la Zona Roja de la capital, donde se concentran delegaciones diplomáticas extranjeras y edificios gubernamentales. La oposición asegura que las autoridades han detenido a cientos de activistas en la última semana para disuadir a la población de participar en ellas. Los líderes de las marchas acordaron reunirse en el Punto Cero de Islamabad, una ancha avenida en el extremo este de la capital, alejada de los centros residenciales y comerciales y de la Zona Roja.