Un ataque terrorista golpea un local en Nigeria que retransmitía el Mundial

Al menos 13 personas mueren por una bomba en Damaturu

Nuevo atentado terrorista en Nigeria.(reuters_live)
Agencias

Al menos 21 personas han muerto a causa de una explosión que se ha producido en la ciudad de Damaturu, en el estado norteño de Yobe, en un local donde varios aficionados se concentraban para ver el partido del Mundial de Fútbol del martes (Brasil-México, 21.00 hora peninsular en España). Se han registrado también una veintena de heridos, según informa un corresponsal de Reuters que se encuentra en el Hospital General Sani Abacha. Aunque ningún grupo ha asumido la responsabilidad de los hechos, la secta islamista Boko Haram ha señalado a estos locales como objetivos de su violenta insurgencia.

Algunos de los heridos han relatado al canal BBC que el ataque fue obra de un terrorista suicida, mientras que otros testigos han afirmado a Reuters que un hombre lanzó un artefacto explosivo contra el local y después huyó. El Gobierno nigeriano advirtió a la población en contra de asistir a reuniones multitudinarias para ver los partidos de fútbol ante el peligro de atentados.

Más información

El jueves pasado, las autoridades del estado de Adamawa ordenaron el cierre de todos los locales que iban a retransmitir el mundial. El 1 de junio, al menos 14 personas fallecieron en un ataque con bomba dirigido a un bar de Mudi, en la región de Adamawa, que televisaba un partido de fútbol. En abril, hombres armados irrumpieron en un local de Potiskum que retransmitía los cuartos de final de la Liga de Campeones y mataron a dos personas.

Los estados de Borno, Yobe y Adamawa se encuentran en estado de emergencia desde mayo de 2013 debido a la insurgencia de la milicia radical islámista Boko Haram. Al menos 2000 personas han muerto en estos estados del noreste desde que la milicia recrudeció su campaña violenta después de que la policía matara al fundador de la secta, Mohamed Yusuf. El actual líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, ha advertido de que el fútbol y la música es una estratagema de Occidente para distraer a los musulmanes de su fe. 

La secta islamista - cuyo nombre se puede traducir a "la educación occidental es pecado" - ha despertado una oleada de indignación a nivel mundial, tras secuestrar el pasado 14 de abril a más de 200 niñas de una escuela de Borno. 

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, vive múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50