Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hidalgo pacta con Los Verdes para ganar la alcaldía de París

La franco-española se garantiza así una gran reserva de votos para convertirse en la primera alcaldesa de la capital francesa

La candidata a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, durante una rueda de prensa el domingo 23 de marzo. Ampliar foto
La candidata a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, durante una rueda de prensa el domingo 23 de marzo. EFE

La candidata socialista a la alcaldía de París, la franco-española Anne Hidalgo, pactó ayer con Los Verdes las listas para la segunda vuelta de las municipales. Con la operación, la teniente del regidor saliente, Bertrand Delanoë, se garantiza una importante reserva de votos para convertirse en la primera alcaldesa de la capital francesa. Aunque en términos globales la conservadora Nathalie Kosciusko-Morizet, de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), se impuso el domingo por un punto y medio, la relación de fuerzas entre izquierda y derecha juega a favor de Hidalgo. La batalla por la alcaldía de París se libra por zonas urbanas y las listas socialistas ganan ampliamente en los distritos clave.

“Estoy muy satisfecho de ver que la ecología vuelve a París y que estará presente en los proyectos que llevaré a cabo con Anne Hidalgo”, dijo Christophe Nakdovski, jefe de filas en París, de Europa Ecología-Los Verdes (EELV), al anunciarse el acuerdo. El pacto otorga a los ecologistas 19 plazas de concejales en París, frente a las 9 con las que cuenta actualmente. En la primera vuelta, la lista socialista se presentaba ya unida con los comunistas y los radicales de izquierda.

Los ecologistas dieron la sorpresa el domingo al hacerse con un 8,86% de los votos —más de un punto por encima de las previsiones—, propulsados por lo que la prensa francesa denomina el “efecto pico de polución”.

“Efecto pico de polución”

En la semana anterior a las votaciones París alcanzó niveles de contaminación récord. EELV superó el 10% necesario para pasar a segunda vuelta en 9 de los 20 distritos de París. En cada uno de ellos se vota un número de consejeros en función de su población, que a su vez eligen al alcalde.

La conservadora Kosciusko-Morizet, aupada a la política por el expresidente Nicolas Sarkozy, con el que fue ministra de Medio Ambiente y portavoz de su campaña presidencial, logró colocarse por delante de Hidalgo con un 35,6% de los votos frente al 34,4% de la socialista. La candidata destacó que su equipo había logrado “desmentir los pronósticos”, en referencia a los sondeos que semana tras semana daban la victoria de Hidalgo por sentada. Su triunfo es un logro personal de la aspirante conservadora, que llegaba a las elecciones sin un gran apoyo de su partido.

Sumando los resultados de los ecologistas y del resto de los grupos políticos, la relación de fuerzas entre izquierda y derecha es aproximadamente de un 49% para la primera frente al 42% para la segunda. Queda por resolver la incógnita del Frente Nacional, que consiguió un 6,26% en la capital francesa.

Kosciusko-Morizet, que se presentó en listas conjuntas con los partidos de centro en la primera vuelta, es de las figuras de la UMP más críticas con el partido de Marine Le Pen, por lo que es poco probablemente que logre atraer a su electorado. La candidata conservadora necesita ganar en distritos como el 14 (sur de la capital), en el que ella misma se presentaba como cabeza de lista y donde quedó a más de cuatro puntos por detrás de su rival socialista, la desconocida Carine Petit.