Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas del presunto ataque químico en Damasco

Los opositores sirios han denunciado esta madrugada que las tropas del presidente Bachar el Asad han perpetrado tres ataques en los alrededores de Damasco con armas químicas, causando centenares de muertos, posiblemente con gas sarín

  • La oposición sostiene que los fallecidos llegan a 1.300. Los datos, informan vía correo electrónico, han sido recabados por sus voluntarios sobre el terreno, en siete centros de salud diferentes de la zona de Ghouta, casi un suburbio de la capital. En la imagen, un hombre llora sobre cuerpo sin vida de un hombre tras el supuesto envenenamiento con gas denunciado por las fuerzas de la oposición en Siria y ocurrido cerca de la capital del país.
    1La oposición sostiene que los fallecidos llegan a 1.300. Los datos, informan vía correo electrónico, han sido recabados por sus voluntarios sobre el terreno, en siete centros de salud diferentes de la zona de Ghouta, casi un suburbio de la capital. En la imagen, un hombre llora sobre cuerpo sin vida de un hombre tras el supuesto envenenamiento con gas denunciado por las fuerzas de la oposición en Siria y ocurrido cerca de la capital del país. AP
  • El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, organismo disidente con sede en Londres e informadores dentro de Siria, habla de unos 200 fallecidos en estos ataques, perpetrados, señalan, con proyectiles lanzados desde aviones. En la imagen, activistas sirios inspeccionan los cadáveres de la gente que, según afirman, han sido asesinados con gas nervioso en el barrio de Duma, en Damasco.
    2El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, organismo disidente con sede en Londres e informadores dentro de Siria, habla de unos 200 fallecidos en estos ataques, perpetrados, señalan, con proyectiles lanzados desde aviones. En la imagen, activistas sirios inspeccionan los cadáveres de la gente que, según afirman, han sido asesinados con gas nervioso en el barrio de Duma, en Damasco. REUTERS
  • Un hombre sostiene el cuerpo de un niño muerto entre los cadáveres envueltos en sudarios. La oposición asegura que fueron asesinados con un gas nervioso, posiblemente sarín, en la región de Ghouta.
    3Un hombre sostiene el cuerpo de un niño muerto entre los cadáveres envueltos en sudarios. La oposición asegura que fueron asesinados con un gas nervioso, posiblemente sarín, en la región de Ghouta. REUTERS
  • Un superviviente del presunto ataque descansa en la mezquita de Duma, en Damasco. Los Comités Locales de Coordinación aseguran que la situación es "crítica" porque faltanmedios sanitarios y aparatos de respiración asistida, además de atropina, un compuesto esencial para paliar los efectos del supuesto agente nervioso.
    4Un superviviente del presunto ataque descansa en la mezquita de Duma, en Damasco. Los Comités Locales de Coordinación aseguran que la situación es "crítica" porque faltanmedios sanitarios y aparatos de respiración asistida, además de atropina, un compuesto esencial para paliar los efectos del supuesto agente nervioso. REUTERS
  • Un hombre permanece junto a dos niños, víctimas del supuesto ataque con agentes químicos denunciado por la oposición siria. La Liga Árabe y Francia han pedido a los investigadores de la ONU en la capital siria que investiguen la zona atacada.
    5Un hombre permanece junto a dos niños, víctimas del supuesto ataque con agentes químicos denunciado por la oposición siria. La Liga Árabe y Francia han pedido a los investigadores de la ONU en la capital siria que investiguen la zona atacada. REUTERS
  • Un hombre, superviviente del supuesto ataque, reposa en una mezquita del barrio de Duma, en Damasco. Cuatro grupos opositores han pedido al Gobierno sirio que deje que Cruz Roja pueda introducir material médico de urgencia para atender a los supervivientes.
    6Un hombre, superviviente del supuesto ataque, reposa en una mezquita del barrio de Duma, en Damasco. Cuatro grupos opositores han pedido al Gobierno sirio que deje que Cruz Roja pueda introducir material médico de urgencia para atender a los supervivientes. REUTERS
  • Niños supervivientes del ataque denunciado por las fuerzas de la oposición a Bachar el Asad, en una calle del barrio de Duma, en Damasco. Los Comités Locales de Coordinación aseguran que la atención a los afectados es difícil ya que los barrios afectados supuestamente por las armas químicas están siendo bombardeados con misiles y morteros.
    7Niños supervivientes del ataque denunciado por las fuerzas de la oposición a Bachar el Asad, en una calle del barrio de Duma, en Damasco. Los Comités Locales de Coordinación aseguran que la atención a los afectados es difícil ya que los barrios afectados supuestamente por las armas químicas están siendo bombardeados con misiles y morteros. REUTERS
  • Unos activistas inspeccionan los cadáveres de las víctimas que, según la oposición, han perdido la vida en el ataque con agentes nerviosos. Las reacciones internacionales no se han hecho esperar y, entre otras cosas, Reino Unido ha anunciado que llevará el asunto al Consejo de Seguridad.
    8Unos activistas inspeccionan los cadáveres de las víctimas que, según la oposición, han perdido la vida en el ataque con agentes nerviosos. Las reacciones internacionales no se han hecho esperar y, entre otras cosas, Reino Unido ha anunciado que llevará el asunto al Consejo de Seguridad. REUTERS
  • El régimen de El Asad ha negado a través de la televisión estatal la veracidad en las informaciones difundidas por activistas opositores, según la agencia oficial SANA. En la imagen, un menor es tratado en un hospital en el barrio de Duma, en Damasco.
    9El régimen de El Asad ha negado a través de la televisión estatal la veracidad en las informaciones difundidas por activistas opositores, según la agencia oficial SANA. En la imagen, un menor es tratado en un hospital en el barrio de Duma, en Damasco. REUTERS
  • Los químicos y médicos del equipo de la ONU en Siria, que tienen un plazo inicial de 14 días para tomar muestras y hacer entrevistas, no podrán señalar a un culpable, sólo aclarar si se usaron estas armas ilegales, no quién lo hizo. En la foto, un niño afectado por el supuesto agente nervioso es tratado en un hospital en Duma, en la capital siria.
    10Los químicos y médicos del equipo de la ONU en Siria, que tienen un plazo inicial de 14 días para tomar muestras y hacer entrevistas, no podrán señalar a un culpable, sólo aclarar si se usaron estas armas ilegales, no quién lo hizo. En la foto, un niño afectado por el supuesto agente nervioso es tratado en un hospital en Duma, en la capital siria. REUTERS