Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Filipinas y el Frente Moro llegan a un acuerdo para firmar la paz

En 40 años de conflicto, 120.000 personas han perdido la vida

El presidente filipino, Benigno Aquino, anuncia el acuerdo con el FMLI.
El presidente filipino, Benigno Aquino, anuncia el acuerdo con el FMLI. EFE

El Gobierno de Filipinas y el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) han anunciado hoy que han alcanzado un acuerdo que abre la vía para firmar la paz y acabar con 40 años de lucha armada (en los que han perdido la vida 120.000 personas), después de cinco días de negociaciones en Kuala Lumpur. El presidente filipino, Benigno Aquino, ha indicado que, aunque todavía hay detalles que ambas partes deben solucionar, "este acuerdo abre la vía para alcanzar una paz definitiva y duradera en Mindanao".

El pacto, que ambas partes firmarán en los próximos días en Manila, establece la creación de una nueva región autonómica en las áreas del sur de Filipinas donde la comunidad musulmana es mayoría. El compromiso lo negociaban en Kuala Lumpur desde el pasado martes Marvic Leonen, por parte del Ejecutivo filipino, y Mohagher Iqbal, jefe del equipo negociador del FMLI.

No obstante, Aquino ha advertido de que "todavía hay algunos detalles que ambas partes deben ultimar", si bien, ha insistido, "las promesas deben cumplirse". "Mi Gobierno se ha comprometido a refrendar una ley que plasme las aspiraciones del pueblo de Bangsamoro", ha indicado Aquino, en alusión a la constitución de una Comisión de Transición compuesta por hasta quince miembros y que tendrá de plazo hasta 2015 para redactar una ley orgánica que oficialice Bangsamoro.

Malasia empezó a mediar en estas negociaciones en 2000 y el proceso se dividió en tres bloques: seguridad (concluido), rehabilitación (concluido) y tierras ancestrales (en discusión). Este último apartado, el de la tierras ancestrales, trata del territorio que gobernará en un principio el FMLI, sus límites, el sistema de gobierno y el reparto de la explotación de los recursos naturales.

Ambas partes establecieron un alto el fuego en agosto de 2001 y dos años después firmaron el Acuerdo General de Cese de Hostilidades, aunque los enfrentamientos nunca hayan cesado del todo.

El FMLI nació de una escisión del histórico Frente Moro de Liberación Nacional, cuando éste aceptó negociar una solución que no fuese la independencia, y fue constituido formalmente en 1984. La organización cuenta con unos 12.000 militantes en la actualidad. Casi cuatro décadas de conflicto étnico, religioso y tribal han ocasionado miles de muertos y cerca de dos millones de refugiados en una de las áreas más pobres de Filipinas.