Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande anuncia que subirá los impuestos a los ricos y a la banca

El candidato socialista al Elíseo presenta los detalles de su programa, que prevé elevar el tipo fiscal a las rentas superiores a 150.000 euros y contratar a 60.000 profesores

El candidato socialista francés, François Hollande.
El candidato socialista francés, François Hollande. AFP

Después de vestirse el domingo pasado, en el arranque de la campaña en Le Bourget, el traje presidencialista de la unidad y proponer a los franceses “un nuevo sueño republicano” laico y de izquierdas, Hollande ha bajado el árido albero de la economía real con un tono mucho menos literario y más funcionarial.

El candidato socialista a las presidenciales francesas de abril y mayo ha presentado ante 300 periodistas en París su “proyecto para el cambio”, un libreto del que se imprimirán 15 millones de ejemplares trufado de números y propuestas y que contiene sus “60 compromisos por Francia”.

Las medidas económicas, políticas y sociales del favorito a suceder a Nicolas Sarkozy se centran en cuatro ideas-fuerza (justicia, igualdad, crecimiento y apuesta por la juventud), y según ha prometido “mantendrán el poder adquisitivo de las clases medias y de la inmensa mayoría de la población francesa”.

Acusado a menudo de indefinición y blandura, Hollande ha mostrado concreción al cuantificar el coste de cada medida (salvo en el caso de la ayuda a la dependencia), y coraje al anunciar que los 20.000 millones que cuestan sus recetas se sufragarán por dos vías principales, una reforma fiscal y otra financiera que aumentarán la presión fiscal sobre “quienes más tienen” para conseguir que “el sistema bancario, los ricos y las grandes empresas ayuden al país a volver a crecer”.

Su política fiscal romperá radicalmente, ha dicho Hollande, con la de Sarkozy, al que acusa de haber favorecido solo a los más pudientes. Las medidas más llamativas consisten en elevar el tipo máximo del impuesto sobre la renta desde el 41% actual al 45% para quienes ganan más de 150.000 euros al año, y suprimir gran parte de las exenciones fiscales a los grandes patrimonios y empresas introducidas por la derecha en la última década. Solo por esa vía, Hollande confía en recaudar 29.000 millones en cinco años.

La reforma del sistema financiero, su “verdadero enemigo” según dijo el domingo, aumentará un 15% la tasa que grava los beneficios de las entidades financieras, y obligará a los bancos a separar sus actividades de banca tradicional de sus operaciones especulativas. Prohibirá de forma expresa las stock options y los productos financieros tóxicos, impedirá a los bancos nacionales tener actividad en paraísos fiscales, y regulará los bonus de los directivos.

Hollande promete además preservar el estatuto público de las grandes empresas estatales, crear un banco público e introducir un nuevo dispositivo de ahorro para financiar a las pequeñas y medianas empresas, y elevar la dotación a la vivienda social para construir 2,5 millones de casas.

Intentando no ser visto como el único optimista de la habitación, el candidato del PS ha defendido sus promesas como “realistas”, y ha señalado que se basan en una previsión de crecimiento del 0,5% para 2012, medio punto menor a la que maneja hoy el Gobierno. Francia, ha afirmado mirando a Berlín, cumplirá sus compromisos de déficit: 4,5% este año y 3% el próximo, para llegar al déficit cero en 2017.

“Las sesenta medidas tienen algo en común”, ha ilustrado Hollande: “todas persiguen crear más igualdad y justicia”. En cuanto al paro, el tema que más preocupa a los franceses, el PS se muestra muy prudente: 150.000 empleos de futuro para jóvenes (la propuesta inicial eran 300.000), y 60.000 profesores más para la educación nacional durante el quinquenio.

Su portavoz, Manuel Valls, explica que es necesario combinar la apelación a la esperanza con el rigor: “Hollande es consciente de que gobernar Francia va a ser muy duro. La crisis es grave, puede empeorar y seremos una especie de isla en la Europa que negocia el tratado. Pero tenemos que hablar también a la gente que tiene miedo, a los obreros que rechazan la política, a ese 30% que quieren abandonar el euro”.

Quizá por eso, Hollande no ha lanzado la menor proclama europeísta, aunque sí ha reivindicado los eurobonos y ha dicho que intentará que el Banco Central Europeo cambie su papel y ayude a crecer y crear empleos. Los socialistas proponen además establecer una política comercial que proteja a la Unión Europea de la competencia desleal (dumping) en materia social y medioambiental (tasa carbono).

De momento, la música suena bien y el viento sopla de cola. Tras el mitin de Le Bourget, del que ya han oído hablar el 90% de los franceses, los sondeos deparan a Hollande una victoria fácil en el segundo turno: 60% frente el 40% de Sarkozy, la distancia más amplia registrada en unas presidenciales desde que existen las encuestas. En la primera vuelta, la izquierda obtendría el 31%, y el presidente saliente el 25%. Marine Le Pen baja hasta el 17%.

Una batería de reformas para redistribuir la riqueza

Miguel Mora

Fiscalidad empresarial y crecimiento

- Nuevo Impuesto de Sociedades: 35% para las grandes empresas, 30% para las pymes, 15% para las más pequeñas.

- Reforma financiera: separación de actividades, prohibición de bancos franceses en paraísos fiscales, prohibición de productos financieros tóxicos y de las stock-options, salvo para las empresas nuevas, control de los bonos y un 15% más de tasas sobre los beneficios.

- Supresión de 29.000 millones de exenciones fiscales a empresas y particulares.

- Cancelación de la norma que obliga a sustituir solo a un funcionario jubilado de cada dos.

Reforma fiscal

- Nuevo tramo del 45% para los que ingresen más de 150.000 euros. Máximo de 10.000 euros por persona y año en las exenciones fiscales.

- Aumento del 25% de las becas estatales para la vuelta al colegio.

- Bajada del cociente familiar para el 5% de los hogares más necesitados.

- Regreso del impuesto para las grandes fortunas.

Pensiones y salud

- Los que hayan cotizado el máximo de anualidades podrán jubilarse a los 60 años.

- Negociación social en 2012 para definir la edad legal y la subida de las pensiones.

- Aumento del copago y bajada del precio de los medicamentos.

- Asistencia médica para el fin de vida con condiciones precisas y estrictas.

Empleo

- Creación de 150.000 empleos de futuro para inserir a los jóvenes.

- Fin de la desfiscalización de las horas extras, salvo en las empresas más pequeñas.

- Contrato generacional: ayudas a las empresas que contraten de forma fija a jóvenes que serán asistidos por asalariados veteranos hasta que estos se jubilen.

- Aumento de las cotizaciones de desempleo a las empresas que abusen de los empleos precarios.

- 1.000 puestos de trabajo más al año en policía, justicia y gendarmería.

- Cumbre social en el verano de 2012.

Vivienda, energía, digital

- Los ayuntamientos serán obligados a construir entre un 20% y un 25% de vivienda social.

- Plan Banlieues (periferia): renovación urbana, aumento de medios, sobre todo escolares. Presencia regular de servicio de policía.

- Sustitución de la ley Hadopi (antidescargas) por una nueva que sea el segundo acto de la excepción cultural.

- Lucha contra los controles racistas de la policía.

- Aplicación de la ley de igualdad profesional entre hombres y mujeres.

- Derecho al matrimonio y a la adopción a las parejas homosexuales.

- Reducción de la producción nuclear de electricidad desde el 75% al 50% en 2025.

- Cierre de la central de Fessenheim, no así de la de Flamanville.

Instituciones

- Ley de 1905 sobre la separación de Estado e Iglesia inscrita en la Constitución para incluir los casos de las regiones católicas de Alsacia y Moselle.

- Reforma del estatuto penal del jefe del Estado.

- Derecho de voto a los extranjeros en las elecciones locales.

- Ley para la no acumulación de cargos públicos. Introducción de una parte del sistema proporcional en las elecciones legislativas.

- Reducción del 30% en las retribuciones del Jefe del estado y los ministros.

Europa, internacional

- Nuevo pacto por el crecimiento, la responsabilidad y la gobernanza en Europa.

- Creación de eurobonos.

- Nuevo tratado bilateral con Alemania.

- Propuesta de una nueva política comercial europea contra el dumping social y medioambiental.

- Tasa de clima y energía en las fronteras de Europa.

- Retirada inmediata de las tropas de Afganistán.

Más información