Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU planea mantener "contactos limitados" con los Hermanos Musulmanes de Egipto

La medida responde al creciente peso que este partido está adquiriendo en la sociedad de cara a las próxima elecciones

Estados Unidos ha decidido reanudar los contactos directos con los Hermanos Musulmanes de Egipto, debido al creciente peso que están adquiriendo en la sociedad egipcia de cara a las elecciones parlamentarias de septiembre y las presidenciales de finales de año. Esta mañana la secretaria de Estado Hillary Clinton ha comunicado que el Gobierno de EE UU está dispuesto a mantener "contactos limitados" con los Hermanos Musulmanes.

"Con la evolución del panorama político en Egipto, Estados Unidos tiene interés de comprometerse con todas las partes que se muestran pacíficas y no violentas", ha remarcado Clinton durante una conferencia de prensa en Budapest.

Los Hermanos Musulmanes, por su parte, dan la bienvenida a cualquier tipo de contacto con Estados Unidos pero aclaran que todavía no ha habido conversaciones, según ha comunicado el portavoz del grupo islamista.

"El panorama político en Egipto ha cambiado y está cambiando. Estamos interesados en contactar con todos los partidos que están compitiendo por el Parlamento y la Presidencia", ha dicho el informante, en referencia a las próximas elecciones, las primeras tras la caída del régimen de Hosni Mubarak.

Por su parte, Edward Walker, ex embajador estadounidense en El Cairo, ha considerado acertada esta decisión. "No podemos tener unas elecciones libres y transparentes si no tenemos la voluntad de hablar con todos los que son parte de la democracia", ha apuntado.

No obstante, también ha reconocido que esta iniciativa podría generar rechazo en aliados estratégicos de Estados Unidos, como Israel. "Va a despertar a los demonios. Hay gente que no está muy contenta con el origen de los Hermanos Musulmanes, ellos no aceptan que ahora es diferente", ha dicho, refiriéndose a sus violentos inicios.

El partido, creado en 1928, renunció a la violencia en la década de los setenta. Sin embargo, algunos grupos considerados terroristas por Estados Unidos e Israel, como Hamás, aún no lo han hecho y siguen considerando a esta formación una guía espiritual.

Primeros contactos

Esta decisión, ha explicado la fuente, supone una leve variación de la política estadounidense. Desde 2006, Washington únicamente permite que sus diplomáticos entablen relaciones con los miembros de los Hermanos Musulmanes que ocupan un cargo público. Sin embargo, ahora podrán hacerlo con cualquiera de sus miembros. Los primeros contactos comenzaron en 1980 con visitas periódicas de diplomáticos estadounidenses a la sede del partido político en El Cairo.

No obstante, en 1994, cuando Walker se convirtió en embajador, se prohibieron los contactos directos y los acuerdos con los miembros de esta formación. Esto permitió a Washington mantener una línea de comunicación abierta con los Hermanos Musulmanes, aunque ciertamente restringida, así como con el régimen de Mubarak, que por entonces todavía consideraba ilegal a esta formación y detenía a sus miembros, a pesar de que les permitía llevar a cabo obras sociales.

Progresivamente, el entonces presidente egipcio fue relajando esta postura, hasta el punto de que facilitó los contactos entre este partido y Estados Unidos, permitiendo que sus miembros accedieran al Parlamento, aunque presentándose como independientes. Con la llegada de George W. Bush a la Casa Blanca, se restringieron estas comunicaciones, incluso su secretaria de Estado, Condoleezza Rice, negó tajantemente que existieran. "No tenemos contactos con los Hermanos Musulmanes, no los hemos tenido y no los tendremos", aseveró en la Universidad Americana de El Cairo, en junio de 2005.