Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren 10 personas tras una colisión múltiple en Alemania por una tormenta de arena

Hasta 80 vehículos se han visto involucrados en el accidente en el sur de la localidad de Rostock, por el que también hay 90 heridos

Un bombero, en el lugar del accidente en Rostock.
Un bombero, en el lugar del accidente en Rostock. BERND WUESTNECK (EFE)

Al menos 10 personas han muerto hoy en choque múltiple de coches en la autopista A19, al sur de la ciudad portuaria de Rostock. Otras 100 resultaron heridas. 40 vehículo0s se vieron complicados en el gran accidente, que se debió según algunos testigos a la falta de visibilidad provocada por una tempestad de arena en el tramo de la autopista próximo a la localidad de Kavelstorf. Otros testimonios sugieren que los coches pudieron patinar sobre la arena acumulada en la pista por las tempestades de la noche anterior.

Las imágenes de hoy muestran la calzada repleta de coches calcinados y semicubiertos por la arena. Unos veinte automóviles siniestrados ardieron completamente tras el choque, así como al menos un camión también complicado en el siniestro. Portavoces de la policía del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Anterior aseguran que es el "peor accidente de la historia del land". Los coches seguían ardiendo aún horas después del primer choque, que se produjo unos diez minutos antes de la una del mediodía de hoy.

Así, un reportero del canal de noticias n-tv apuntó hace unas horas que "parecen escenas después de un bombardeo". Ante un siniestro tan brutal son inevitables las comparaciones bélicas, más aun cuando las imágenes de las conflagraciones del Norte de África copan portadas y telediarios. Según algunos testigos presenciales, los fuertes vientos formaron una especie de tornado que levantó grandes cantidades de arena que cegaron a los conductores. Otros cuentan que la arena llegó a la calzada "formando una pared" que hizo que los primeros coches y camiones frenaran en seco. Éstos fueron embestidos por los siguientes. La falta de lluvia en los últimos días permitió, según medios regionales, que la tierra y la arena se desplazara con rapidez por la zona.