Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aristide regresará a Haití en las próximas "24 o 48 horas"

EE UU pide al expresidente, que vive exiliado en Sudáfrica desde 2004, que aplace que su vuelta hasta después de la segunda vuelta de las presidenciales del domingo

Puerto Príncipe / Madrid

El expresidente de Haití Jean-Bertrand Aristide, exiliado en Sudáfrica desde 2004 tras ser apartado del poder por una insurrección armada, regresará a su país en las próximas "24 o 48 horas", según ha confirmado Félix Ansyto, dirigente de su partido en Puerto Príncipe, Familia Lavalas. Su llegada se producirá en vísperas de la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, previstas para el próximo domingo.

El pasado enero, tres días después del regreso por sorpresa a Puerto Príncipe del dictador Jean Claude Duvalier tras un exilio de 25 años en Francia, Aristide expresó ya su deseo de volver para ayudar como "ciudadano privado" a la recuperación del país tras el terremoto de enero de 2010". Tras conocerse sus intenciones, el Gobierno del actual presidente haitiano, René Preval, decidió permitírselo y aprobó concederle un pasaporte diplomático si lo solicitaba.

Según una fuente ligada a Familia Lavalas que pidió permanecer en el anonimato, Aristide saldrá este jueves desde Ciudad del Cabo en un vuelo que hará escalas en Moscú y en La Habana antes de aterrizar en Puerto Príncipe. La portavoz oficial del exgobernante en Haití, Maryse Narcisse, declaró a medios de prensa locales que el partido convocará movilizaciones en todos los barrios populares de la capital para recibirle.

El regreso de Aristide a Haití es observado con recelo en la comunidad internacional. Ayer Estados Unidos señaló que el expresidente podría poner en peligro la estabilidad de su patria si regresa antes de los comicios, y le instó a que demore su viaje hasta que concluya todo el proceso electoral.

Los comicios del domingo son algo más que una segunda vuelta presidencial y legislativa. El país se enfrenta estos días al reto de organizar unas elecciones que reduzcan al mínimo el fraude, la controversia y hasta la violencia que afectaron a las celebradas el 28 de noviembre del año pasado. Se enfrentarán Mirlande Manigat, ex primera dama y profesora universitaria, y Michel Martelly, músico popular y novato en la política.

La Organización de Estados Americanos (OEA), junto a los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), tiene el protagonismo de la observación electoral. Ya ha desplegado a 50 de los 200 observadores que trabajarán en la segunda vuelta, 80 más que en noviembre. Ha remitido un pliego de recomendaciones al cuartel general del CEP. Gaillot Dorsinville, su presidente, ha dicho que están "preparados para hacer todas las correcciones necesarias para mejorar su desempeño".