Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atasco de más de 100 km en China atrapa a miles de conductores rumbo a Pekín

La caravana ha durado 10 días en la carretera que une el noroeste del país asiático con la capital

Un atasco gigantesco de más de 100 km ha atrapado a miles de conductores en la carretera principal que une Mongolia Interior con Pekín. El colapso se inició hace 10 días y los vehículos se mueven poco más de un kilómetro diario.

El atasco empezó el 14 de agosto y fue causado por varias obras de mejora de la carretera en Pekín. Las autoridades afirman que estas continuarán hasta medianos de septiembre. Sin embargo Xinhua, la agencia de noticias del Estado, aseguró ayer que la situación está mejorando debido a medidas tomadas para facilitar la entrada de los vehículos en Pekín.

La N110 es una carretera que sufre bastante congestión por las cantidades de carbón transportado desde Mongolia Interior, donde se han descubierto grandes reservas en los últimos años. Los conductores retenidos en el atasco en su mayoría son transportistas de carbón o de otras mercancías.

Los atrapados matan el tiempo durmiendo, paseando o jugando a las cartas o al ajedrez. No hay noticias de incidentes violentas pero sí de quejas por la especulación de precios. Muchos paisanos de la zona por donde pasa la carretera se acercan al atasco en bicicleta para vender agua y comida a precios que son el doble o el triple lo normal.

El rápido crecimiento económico de China afecta a la infraestructura de transporte a pesar de que cuenta con un presupuesto multimillonario para mantener y mejorar las carreteras y las líneas ferroviarias.