Clinton exige a Israel que tome decisiones difíciles

La secretaria de Estado de EE UU vuelve a criticar la expansión de las colonias judías

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha alertado de que Israel deberá tomar "decisiones difíciles pero necesarias" en el largo camino hacia la paz en Oriente Próximo. Al mismo tiempo que mantenía el tono firme hacia Tel Aviv -en medio de una de las peores crisis entre Washington y su principal aliado en la zona-, la secretaria de Estado ha ejercido la prudencia y ha comenzado a pavimentar el encuentro que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tendrá este martes con Barack Obama. El compromiso de Washington con la seguridad de Israel es "sólido como una roca", ha dicho Clinton.

"Garantizar la seguridad de Israel es para mí algo más que una posición política. Es un compromiso personal al que nunca renunciaré", ha manifestado la responsable de Exteriores estadounidense durante su intervención en la AIPAC (Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos, siglas en inglés), el principal lobby proisraelí de Estados Unidos, que celebraba esta semana su congreso anual. La secretaria de Estado ha advertido de que la labor y el deber de EE UU es "decir la verdad cuando es necesario", por lo que urgía a Israel a dar los pasos necesarios para poner fin al conflicto con los palestinos. De lo contrario, el futuro "a largo plazo de Israel como un Estado judío y democrático" está amenazado.

Más información
Netanyahu visita a Obama sin ceder sobre las colonias

Se esperaban con gran expectación las declaraciones de Clinton. Hace apenas una semana el Gobierno israelí anunciaba la construcción de 1.600 nuevas viviendas en Jerusalén Este, la parte árabe de la ciudad, coincidiendo con la visita a Israel del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. Ese anuncio representó una carga de dinamita contra las conversaciones de paz con los palestinos. "Los nuevos asentamientos en Jerusalén Este o Cisjordania socavan la confianza mutua y amenazan las conversaciones indirectas, el primer paso hacia las negociaciones completas que ambas partes desean y necesitan", ha recalcado Clinton.

En opinión de la secretaria de Estado, el anuncio de nuevas construcciones es un insulto que daña los intentos del presidente Obama por relanzar las conversaciones de paz. "Existe otro camino", ha declarado Clinton. "Un camino que lleva hacia la seguridad y la prosperidad para toda la gente en la región". "Se requiere que todos, incluido Israel, tomen opciones difíciles pero necesarias", ha añadido.

Respecto a Irán, el otro gran tema que se tratará durante el encuentro de Obama con Netanyahu, Clinton ha avanzado que EE UU no cederá en su compromiso de impedir que uno de los mayores enemigos de Israel se dote de la bomba atómica. "Además de amenazar a Israel, un Irán con armas nucleares envalentonaría a los terroristas y desataría una carrera armamentística que podría desestabilizar toda la región".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, interviene en la conferencia anual del AIPAC.
La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, interviene en la conferencia anual del AIPAC.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS