Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte revés para Gordon Brown al perder el apoyo del tabloide 'The Sun'

El diario, que apoyó a Tony Blair, afirma que el Gobierno "se ha quedado sin excusas" y es preciso un cambio en el país.- Brown pierde los nervios en televisión

En los ochenta apoyó apasionadamente a Margaret Thatcher. En 1992 presumió de haber evitado en el último suspiro el triunfo del laborista Neil Kinnock. Desde entonces apoyó al Nuevo Laborismo de Tony Blair, que ganó tres elecciones consecutivas. Gordon Brown no ha tenido la misma suerte: The Sun dedicó este miércoles la primera y cuatro páginas interiores a explicar a sus tres millones de lectores por qué ha dejado de apoyar al Partido Laborista y pedir el voto para el conservador David Cameron en las próximas generales.

El tabloide no hizo más que oficializar un secreto a voces: desde hace meses es profundamente hostil al laborismo y a Brown, un político que, a diferencia de Blair, nunca se ha entendido con el magnate Rupert Murdoch, propietario no sólo del Sun sino de The Times y la cadena de televisión Sky.

Brown hizo hoy de tripas corazón al proclamar que los votantes, no los diarios, deciden las elecciones. Aunque el Sun no suele perder nunca. Quizás porque, salvo en 1992, siempre apoya al favorito. Luego, Brown perdió los nervios en una entrevista con Adam Boulton, corresponsal político de Sky. "Está usted obsesionado con la cuestión de personalidades", le reprochó, y le echó en cara que no le preguntara sobre su papel en la recesión. Al final de la entrevista se levantó antes de tiempo, sin esperar a que dejaran de grabar.

La prensa británica tiene una larga tradición de pedir el voto para un partido u otro. A veces con diferentes sintonías en un mismo grupo. La edición escocesa del Sun, por ejemplo, no apoyará a los conservadores. Entre otras cosas porque los tories apenas tienen apoyos en Escocia y pedir el voto para ellos podría sería políticamente inútil y comercialmente arriesgado.

Otro ejemplo: en 2005, The Sun pidió el voto para Blair después de muchas vacilaciones. Pero el periódico hermano The Times no se decantó ni por los tories ni por los laboristas. El anuncio del diario no ha sorprendido al Partido Laborista, pero el momento elegido ha sido muy dañino: coincidiendo con el discurso de Gordon Brown en el congreso de Brighton, una de sus últimas bazas para darle la vuelta a las negativas encuestas que vaticinan una amplia victoria conservadora en 2010.

El Sun, un diario obsesivamente antieuropeo que siempre ha agradecido al laborismo que dejaran la libra esterlina fuera del euro, nunca han perdonado a Brown -ni a Blair- que no convocaran un referéndum sobre el Tratado de Lisboa que podría haber descarrilado el proceso de integración europea por mucho tiempo. Es muy significativo que The Sun pidiera ya el voto para Cameron -por quien no tiene gran entusiasmo- porque lo que de verdad importa no es a quien apoya en las urnas sino cómo influye en los votantes con sus informaciones a meses vista de los comicios.