Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karzai ordena la celebración de elecciones en Afganistán para la próxima primavera

El presidente afgano llama así a cumplir la Constitución y contradice un anuncio del presidente de la comisión electoral, quien señaló que los comicios se retrasarían a agosto por la situación conflictiva que vive el país

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha anunciado que las elecciones presidenciales se celebrarán finalmente en el próximo mes de marzo o en abril, antes de que expire la actual legislatura. En un primer momento, los comicios habían sido pospuestos al 20 de agosto debido a la situación de inseguridad que sufre el país.

Sin embargo, Karzai ha dispuesto mediante un decreto presidencial que la Comisión Electoral afgana convoque los comicios de acuerdo con la que señala la Constitución del país. Esto significa que las votaciones, tal como recoge la Carta Magna, deberán celebrarse en un plazo de entre 30 y 60 días antes de que finalice el mandato del presidente, que expira el 21 de mayo.

Además, Karzai ha instado al organismo electoral a hacer los preparativos necesarios para lograr "la participación del pueblo en una votación transparente, justa, libre, secreta y directa, de acuerdo con los principios de la ley". En la elecciones se elegirá al nuevo presidente del país, además del parlamento, y la composición de numerosos consejos provinciales, distritos y ayuntamientos.

Boicot talibán

Con su decreto, el presidente afgano ha rectificado el anuncio del presidente de la comisión electoral, Azizulá Ludin, quien el pasado 29 de enero aseguró que los comicios se retrasarían hasta el 20 de agosto a causa de la inestabilidad que atraviesa el país. El anuncio fue saludado por la OTAN. Uno de los principales temores de las autoridades afganas es la insurgencia talibán, que ha anunciado el boicot a los comicios.

Hasta el momento, Karzai, que ya ha anunciado en varias ocasiones su intención de presentarse a la reelección, es el único candidato a la jefatura de Estado. En 2004, fecha en la que se celebraron las últimas elecciones presidenciales, unos 13 millones de electores fueron llamados a las urnas en un país con unos 30 millones de habitantes y que lleva 30 años sumido en guerras.