Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una treintena de heridos por las turbulencias en un vuelo de Manila a Tokio

Hay al menos dos pasajeros en estado grave

Mantener puesto el cinturón de seguridad durante todo el vuelo, tal y como recomiendan las compañías aéreas, puede ser incordio pero también una medida prudente. Al menos 30 pasajeros de un vuelo de la compañía Northwest Airlines que se dirigía de Manila a Tokio resultaron heridos, dos de ellos graves, después de que el avión atravesara una zona de turbulencias poco antes del aterrizaje, según han informado los bomberos de la capital japonesa. Ninguno de ellos iba abrochado a su asiento.

El aparato, un Boeing 747-400, con 408 pasajeros a bordo y 14 tripulantes, sufrió una brusca caída, seguida de un fuerte empuje hacia arriba mientras esperaba el permiso para aterrizar en el aeropuerto de Narita, según el relato de una pasajera. La luz que obliga a ponerse el cinturón de seguridad estaba encendida en el momento del incidente, según la aerolínea estadounidense.

Vicent Salazar, pasajero estadounidense del vuelo, ha comentado a CNN que el piloto efectivamente se encendió pero que el avión empezó a moverse bruscamente antes de que sus ocupantes pudieran volver a sus asientos. "La gente simplemente volaba dentro de la cabina del avión", ha relatado.