Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel garantiza la ayuda legal a sus militares frente a posibles denuncias internacionales

Numerosos organismos han acusado al Ejército israelí de haber cometido crímenes de guerra en Gaza

El Gobierno israelí respaldará a sus militares ante posibles denuncias internacionales. Según una resolución aprobada hoy por el Consejo de Ministros israelí, el Ejecutivo garantizará defensa legal y política para cualquiera de sus militares que sea denunciado fuera del país por crímenes de guerra en la reciente ofensiva militar en Gaza, en la que murieron unos 1.400 palestinos.

El equipo ministerial, presidido por Ehud Olmert, ha asegurado a través de un comunicado que dará todo su apoyo a los militares y no dejará a su suerte a ninguna de las personas que participaron en esa ofensiva, si algún tribunal fuera de Israel decidiera abrir una causa por este tipo de crímenes. "Los comandantes y soldados que estuvieron en Gaza deben saber que están seguros frente a estos tribunales", afirmó Olmert al iniciar la sesión del Consejo.

Esta resolución llega tras la propuesta del ministro de Defensa, Ehud Barak, que se comprometió a hacer frente a los temores de muchos militares de ser procesados en tribunales extranjeros o ser arrestados cuando salgan de Israel. De hecho, el Ministerio de Defensa ordenó a todos los uniformados que hayan aparecido en medios de prensa con nombre y apellido entre el 27 de diciembre y el 18 de enero, período de la ofensiva militar, que informen a un coordinador jurídico designado especialmente para poder alertarles de posibles demandas.

Acusaciones

Numerosos organismos internacionales y organizaciones de derechos humanos han acusado estas últimas semanas a Israel de haber cometido crímenes de guerra en Gaza y exigieron la apertura de procesos judiciales tanto en tribunales internacionales como nacionales.

Según el mapa definido por las autoridades judiciales de Israel, los países en los que militares israelíes podrían afrontar órdenes de arresto y juicio son España, Reino Unido, Francia y otros nórdicos. A estos países les recomiendan no viajar hasta que se aclare la situación, a la vez que sugieren a los militares que informen de sus futuros viajes para verificar con las embajadas israelíes si existen denuncias contra ellos.

Según datos del Ministerio de Salud palestino en Gaza, unas 1.400 personas, más de la mitad civiles y cientos de ellos menores de edad, murieron en los bombardeos israelíes en Gaza, en la que fueron arrasados numerosos objetivos considerados civiles por el derecho internacional.