Israel acepta la entrada de ayuda humanitaria de la UE en Gaza

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete se reúnen con Tzipi Livni.- El Ejército hebreo se retira de la franja y el Gobierno abre una investigación sobre el posible uso inadecuado de bombas de fósforo blanco

Jersusalén / Bruselas - 21 ene 2009 - 23:31 UTC

Israel se ha comprometido este miércoles con la Unión Europea (UE) a abrir "todos los corredores que sean necesarios" para facilitar la entrada de ayuda humanitaria en la franja de Gaza. "Nuestra misión y la de la ONU han obtenido luz verde para entrar. En lo que se refiere a la cuestión humanitaria, creo que hemos conseguido bastante", ha asegurado el ministro de Exteriores checo y de turno de la UE, Karel Schwarzenberg, tras reunirse con su homóloga israelí, Tzipi Livni, que viajó a Bruselas para reunirse con los ministros de Exteriores de los Veintisiete.

Es el único compromiso en firme logrado hasta ahora por la UE, que pretendía arrancar a Livni un alto el fuego permanente en Gaza o, al menos, "un alto el fuego acordado", dado que de momento lo que hay son dos altos el fuego declarados "unilateralmente" por Israel y Hamás.

Más información

Los Veintisiete también reclamaban que los pasos fronterizos fueran abiertos abiertos para dejar entrar ayuda a la reconstrucción y permitir la normalización de la vida económica de la franja, petición también rechazada por la ministra israelí, alegando que "el derecho de Israel a defenderse incluye el derecho a evitar el contrabando de armas de Irán a Hamás".

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, ha confiado en que la promesa arrancada este miércoles a la ministra "sea una realidad mañana" porque "Gaza necesita ayuda". "Livni nos ha respondido que estaba muy asombrada" de que en la actualidad la asistencia no llegue a su destino, explicó el ministro francés, Bernard Kouchner.

Investigación

Por otro lado, Israel ha iniciado una investigación sobre el posible uso inadecuado de bombas de fósforo blanco por parte de una brigada paracaidista de reserva durante la operación Plomo fundido en la franja de Gaza, según ha informado en su edición digital el diario israelí Haaretz. La brigada habría lanzado unas 20 bombas de fósforo blanco en una zona densamente poblada en el norte de la franja de Gaza. Aparte de este caso, los militares israelíes consideran que el fósforo blanco fue utilizado con moderación.

El fósforo blanco es un material cuyo uso no es ilegal si se utiliza como cortina de humo, pero está prohibido desde 1980 por las Convenciones de Ginebra en las zonas habitadas por civiles, porque puede causar graves quemaduras a las personas situadas en su radio de alcance. Por ello su utilización en el este conflicto ha sido duramente criticado por organizaciones internacionales.

En este mismo sentido, el Gobierno de Ehud Olmert ha negado las acusaciones de los países árabes de que se hayan utilizado bombas con uranio empobrecido durante la ofensiva, y que este hecho puede ser confirmado por cualquier investigación de Naciones Unidas. Este martes, en respuesta a una carta de los embajadores árabes, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que consultará con los países miembros la petición de que se investigue si los ataques israelíes podrían haber incluido estas municiones polémicas, que pueden dejar peligrosos restos radiactivos.

Se completa el retiro

Israel ha completado la retirada de sus tropas de Gaza, territorio controlado por Hamás, donde inició una ofensiva el pasado 27 de diciembre que ha causado 1.300 muertos, según ha informado el Ejército. "Esta mañana, los últimos soldados han abandonado la franja de Gaza y se han desplegado en el exterior, preparados para cualquier incidencia", señaló este miércoles un portavoz militar.

Hamás, por su parte, ha asegurado que ha empezado a reafirmar su control en la franja de Gaza y a cercar a supuestos colaboradores de Israel. El dedo acusador del movimiento islamista apunta una vez más a la facción contraria, Al Fatah, liderada por el presidente palestino Mahmud Abbas. "El servicio de seguridad interior recibió la orden de localizar a los colaboradores y golpearles con dureza", ha dicho el portavoz del Ministerio del Interior de Hamás, Ehab al Ghsain, sin referirse en particular a los miembros de Al Fatah.

Hamás y Al Fatah han intercambiado acusaciones en los medios árabes. Los primeros señalan a Al Fatah de colaborar con Israel con la esperanza de recuperar el control de la franja y los segundos responsabilizan a Hamás de la invasión israelí por lanzar cohetes contra Israel. Según un comunicado emitido por Al Fatah, desde que terminaron los combates el pasado domingo, los milicianos de Hamás han llevado a cabo varios ataques contra miembros de Al Fatah.

El repliegue de las tropas israelíes ha concluido un día después de la visita a la zona del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y del juramento de Barck Obama como presidente de EE UU. Ban pidió ayer que se abra una investigación sobre las muertes de civiles tras los ataques israelíes y prometió la implicación de Naciones Unidas para esclarecer los hechos.

Lo más visto en...

Top 50