Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto permite el paso de ayuda humanitaria a Gaza

El cruce de Rafah estaba cerrado desde que Hamás expulsó de la franja al Gobierno de Abbas.- Olmert dice que Israel ha logrado casi todos sus objetivos en Gaza.- Más de 870 palestinos han fallecido tras más de dos semanas de ofensiva

Gaza / Ashkelón / Washington

Egipto ha abierto esta tarde su frontera con la franja de Gaza para permitir el paso de ayuda humanitaria y médicos árabes, han informado fuentes de Hamás. Es la primera vez desde que empezase la ofensiva israelí que Egipto lleva a cabo la apertura del Cruce de Rafah, que permanecía cerrado desde junio de 2007, cuando Hamás expulsó de Gaza a las fuerzas leales al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

"Catorce médicos, ocho camiones con medicinas y otros ocho con ayuda humanitaria entraron hoy en Gaza" a través del puesto fronterizo de Rafah, informó en un comunicado Adel Zorob, portavoz del movimiento islamista Hamás. De los catorce médicos, todos procedentes de países árabes, dos son argelinos y ocho jordanos, precisa la nota.

Objetivos cumplidos

Tras más de dos semanas de ofensiva militar sobre Gaza, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha asegurado este domingo que el Ejército casi ha logrado los objetivos de su operación Plomo Fundido en la franja palestina. Al iniciarse el consejo semanal de ministros, Olmert ha asegurado que "ningún otro país en el mundo, incluido aquellos que nos dan lecciones morales, hubiera mostrado la contención" que Israel tuvo antes de lanzar la operación que ha causado ya la muerte de más de 870 palestinos en Gaza.

En las últimas horas, Israel ha cumplido su amenaza de intensificar su ofensiva sobre la franja, tal como advirtió el sábado en una lluvia de panfletos lanzados sobre la población civil, con violentos bombardeos desde primeras horas de la madrugada de este domingo. A esto se han sumado los combates en los suburbios de las principales ciudades de la franja, que según fuentes médicas palestinas, han dejado hoy 27 muertos, la mitad de ellos civiles.

Los médicos palestinos han denunciado que muchas de las personas que han sido atendidas en las últimas horas presentaban heridas que "sólo pudieron haber sido provocadas por bombas de fósforo", prohibidas por los convenios internacionales, algo que el Ejército israelí ha desmentido tajantemente.

Portavoces castrenses han asegurado que más de 300 milicianos palestinos han muerto ya en los combates. Lo que no deja de ser un indicio de que la mayoría de los al menos 870 muertos en Gaza son civiles, entre ellos casi 400 mujeres y menores de edad.

Israel acusa a los militantes de Hamás de esconderse en sedes diplomáticas y hospitales. Olmert ha asegurado que su Ejército "está aproximándose" ya a los "objetivos establecidos", pero ha pedido "paciencia, determinación y coraje para conseguir tales fines que desembocarán en un cambio de la realidad de la seguridad en el sur (de Israel)".

El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshaal, ha asegurado hoy desde Siria que el grupo islamista no considerará un alto el fuego hasta que Israel ponga fin al asalto y levante el bloqueo al que tiene sometida a la franja. Una delegación de Hamás se encuentra hoy discutiendo por segundo día en El Cairo el plan egipcio para poner fin a las hostilidades.

Obama buscará poner fin al conflicto

Desde Washington, el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha expresado hoy su voluntad de abordar directamente la cuestión en Oriente Próximo tan pronto como tome posesión de su nuevo cargo. Ha prometido que rompería la tendencia de sus dos predecesores, George W. Bush y Bill Clinton, quienes tardaron demasiado tiempo en gestionar la paz entre israelíes y palestinos. "La razón por la que Estados Unidos debería involucrarse inmediatamente en Oriente Próximo es que para resolver este conflicto en términos políticos es necesario un mediador en el que todo el mundo tenga confianza para que el resultado final sea libre y justo", ha dicho en una entrevista a la cadena estadounidense ABC.

A pesar de que Obama no ha abordado en profundidad la situación en Gaza, calificó la muerte de civiles tanto por el lado palestino como por el israelí como de "descorazonadora", y un cruel aliciente que le impulsará a "buscar con más determinación romper un bloqueo que lleva décadas vigente".

Tercera fase

La intensidad de estos últimos bombardeos parece confirmar que Israel ha comenzado la tercera fase de su campaña militar. Este sábado, la aviación israelí lanzó panfletos a lo largo de toda la franja amenazando a su millón y medio de habitantes con una ampliación de la ofensiva. Se desconoce todavía la magnitud de esa extensión de las operaciones, aúnque, según ha comunicado un portavoz del Ejército israelí, está aumentando la presencia de reservistas en la franja de Gaza. Es una movilización que entraña más riesgos políticos porque esos reservistas suelen ser hombres casados y con familia.

En todo caso, no cabe duda de que Hamás está encajando un golpe del que tardará en recuperarse. Los jefes militares israelíes aseguraron ayer que la milicia islamista presenta síntomas de agotamiento. Tal vez sea parte de la guerra de nervios, pero es evidente que Hamás tendrá complicado hacer frente al enorme poderío del Ejército israelí durante mucho tiempo, informa Juan Miguel Muñoz.

Una delegación de eurodiputados visita Gaza para comprobar la situación

Una delegación de eurodiputados ha visitado hoy la franja de Gaza para comprobar sobre el terreno la situación de la población e informar esta semana en el Parlamento Europeo, donde se votará una resolución sobre este tema. "Somos los primeros representantes políticos europeos que han entrado en Gaza desde el inicio de la ofensiva israelí", el pasado 27 de diciembre, ha dicho a Efe telefónicamente el eurodiputado español de Los Verdes, David Hammerstein, tras salir de la franja.

Hammerstein ha explicado que la delegación, compuesta por ocho miembros de distintos países, ha permanecido durante dos horas en la parte palestina del pueblo de Rafah, en Gaza, cercano a la frontera con Egipto. Durante su breve estancia en Gaza, los miembros del Parlamento Europeo han visitado un centro de asistencia para menores y varias escuelas de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNWRA), que ha reanudado sus actividades humanitarias tras recibir ciertas garantías de Israel.

Más información