Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo terrorista desconocido coloca cinco cartuchos de dinamita en un centro comercial de París

El Frente Revolucionario Afgano avisó de la colocación de los explosivos en los almacenes Printemps.- Amenaza con atentados si Francia no retira las tropas de Afganistán

Los grandes almacenes Printemps Haussman de París han sido escenario este martes de una alerta terrorista reivindicada por un grupo afgano desconocido hasta ahora. Tras recibirse un aviso en la agencia France Presse, la policía ha encontrado cinco cartuchos de dinamita en los lavabos del centro comercial, que ha tenido que ser evacuado. El grupo, denominado Frente Revolucionario Afgano, amenaza con otras acciones si Francia no retira sus soldados de Afganistán. Tras las pesquisas policiales, el centro comercial atestado de compradores por las próximas fechas navideñas, ya ha reabierto sus puertas.

"Los tres edificios han sido revisados y hemos recibido la autorización necesaria para reabrirlos", ha señalado Pierre Pelarey, el encargado de las tiendas. Las autoridades han garantizado "condiciones de óptima seguridad" tras registrar el edificio, situado en pleno centro de París, a dos pasos de la plaza de la Ópera. Durante el registro los agentes de la policía han hallado cinco cartuchos de 100 gramos de dinamita. Rápidamente, los agentes de la policía francesa han establecido un perímetro de seguridad en torno al lugar y han evacuado el edificio, cuya cúpula está considerada un monumento histórico francés. Durante estas fechas, los almacenes Printemps son uno de los más concurridos por los parisinos para las compras de Navidad.

Según la ministra del Interior, Michèle Alliot-Marie, no se ha tratado tanto de una acción terrorista como de una "amenaza", puesto que los terroristas han colocado los cartuchos sin más, sin ningún dispositivo detonador que permitiera su explosión. Además, resalta que han avisado previamente.

El aviso ha llegado a la agencia de noticias France Presse por la mañana. Era una carta en la los terroristas exigen la retirada de los cerca de 3.000 soldados que Francia tiene desplegados en Afganistán. Anunciaban la colocación de "varias bombas" en los almacenes Printemps, señalando con precisión los lugares en que habían dejado los cartuchos. Dicen que estallarían "antes del 17 de diciembre" si no se hacía intervenir a alguien. Además, ordenan hacer llegar el mensaje al presidente de la República, Nicolas Sarkozy, para que retire las tropas de Afganistán "antes de febrero de 2009" bajo la amenaza de que pasarían "a la acción en vuestros grandes almacenes capitalistas y esta vez sin advertencia". Finalizaban diciendo: "Esto no es una broma, así que avisen a las autoridades competentes o tendrán sangre en las manos. Frente Revolucionario Afgano. Viva Afganistán libre".

Aviso

Por el modo de actuar, la policía francesa considera que los autores han querido mandar un aviso antes que ejecutar un atentado. En palabras de la responsable de Interior: "Los artefactos hallados son relativamente antiguos, contienen dinamita y no cuentan con los detonadores necesarios para explotar".

El suceso coincide con la rueda de prensa que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha dado en Estrasburgo para repasar su presidencia de turno en la Unión Europea (UE). Sarkozy se ha referido a lo sucedido: "Todo lo que podemos hacer es ser prudentes y moderados", ha dicho el líder francés en el Parlamento europeo. "La policía está analizando los explosivos. La única cosa que sabemos es que no había detonador", ha añadido.

Siete islamistas detenidos en París

Apenas horas después de la alerta terrorista en los almacenes Printemps, la policía ha anunciado la detención de siete personas, sospechosas de estar ligadas al terrorismo islamista, en París y sus aledaños. Al parecer, no tienen relación con la colocación de los explosivos en el centro comercial. Por el momento, sólo se ha informado de que los detenidos son cercanos al "movimiento yihadista" y que la Dirección Central de Inteligencia Interior y la Sección Antiterrorista de la Brigada Criminal de Paris han participado en las detenciones.

Al parecer, primero se ha detenido a "un joven francés convertido al islam" y después a seis personas de su entorno. Fuentes de la investigación han calificado de "importante" la operación. A todos se les achacan vínculos más o menos intensos con el "movimiento islamista radical". También les atribuyen lazos con otros individuos que han estado en países como Irak, así como con otros que ya han "proferido amenazas".

Más información