Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro tailandés rechaza dimitir pese a las protestas de la oposición

Somchai Wongsawat desoye al jefe del ejército, que esta mañana pedía el adelanto electoral.- Las protestas se cobran la vida de un partidario de la oposición

El primer ministro de Tailandia, Somchai Wongsawat, ha tomado hoy cartas en la grave crisis política que se vive en el país y que se agravó ayer cuando cientos de manifestantes partidarios de la opositora Alianza Popular por la Democracia (APD) tomaron el aeropuerto internacional de Bangkok exigiendo la renuncia del Gobierno. Somchai ha rechazado la exigencia de los manifestantes, avalada esta mañana por el máximo jefe militar, que ha pedido la disolución del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas. En un discurso a la nación, ha afirmado que su gobierno es legítimo y que no dimitirá y que está estudiando qué medidas tomar contra los sublevados.

Las protestas contra el Gobierno, que se iniciaron hace seis meses, se agravaron ayer cuando cientos de manifestantes del APD se echaron a la calle y lograron bloquear el aeropuerto internacional, que tuvo que cerrar. Hubo disturbios y enfrentamientos con partidarios gubernamentales que se saldaron con 11 heridos. Hoy, la situación ha empeorado aún más: miles de turistas del aeropuerto han tenido que ser evacuados y se han producido nuevos disturbios, con un muerto. Una banda de partidarios del gobierno tailandés ha asesinado hoy a un activista antigubernamental en la ciudad Chiang Mai, al norte del país, según la policía. Este asesinato se suma a la situación de la crisis política que divide al país sobre la legitimidad del gobierno y que amenaza con convertirse en una guerra civil.

Poco antes, el ejército, quien posee en realidad la llave de la gobernabilidad del país, ha intervenido también. El jefe del ejército, el general Anupong Paochinda, ha pedido esta mañana la disolución del Gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones en una declaración televisada en la que ha aparecido rodeado de los jefes militares. "Esto no es una asonada. El Gobierno continúa teniendo total autoridad. Estos puntos son la vía para solventar el problema que ha sumido al país en una profunda crisis", ha declarado el militar en referencia a un plan con cuatro medidas que ha presentado para salir de la situación.

El militar también ha pedido a los manifestantes que abandonen el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, cuya torre de control han tomado esta madrugada. Sondhi Limthongul, el líder de los manifestantes de la Alianza Popular por la Democracia (APD), que mantiene bloqueado el aeropuerto, ha rechazado previamente una oferta de diálogo del Gobierno. "Tiene que dimitir antes de que nos sentemos a hablar", ha afirmado esta mañana ante sus partidarios. El primer ministro se reunirá esta tarde con el rey Bhumibol Adulyadejb y no se espera que tome ninguna decisión hasta después de la reunión. El jefe militar también tiene previsto reunirse con el primer ministro.

El movimiento monárquico progubernamental Alianza Democrática Antidictadura, rival de la APD que critica que ésta trate de cambiar el Gobierno desde la calle, ha declarado que si el primer ministro dimite, lo considerarán un golpe de Estado y lanzarán movilizaciones contra el Ejército. "Habrá guerra con toda seguridad", ha asegurado un dirigente de la formación.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad tailandesas y opositores del Gobierno, que desde ayer mantienen bloqueado el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi se han recrudecido esta madrugada tras el estallido de varias explosiones que han dejado al menos ocho heridos. Por este aeropuerto pasan 125.000 viajeros cada día y salen unos 76 vuelos cada hora. Los manifestantes tomaron anoche la torre de control del aeródromo y declararon que cualquier avión que quisiera utilizar una pista tendría que "pedir permiso", según anunció uno de los cabecillas de la protesta. Han sido suspendidos todos los vuelos al aeropuerto y 10.000 turistas se han visto afectados. Los 3.000 viajeros que quedaron atrapados han sido evacuados esta mañana por funcionarios del Gobierno que les han pedido disculpas.

Seis meses de protestas

El bloqueo del aeropuerto principal de Bangkok ha sido una de las protestas más visibles de la campaña del APD contra el Gobierno tailandés, que dura ya seis meses. "Es hora de elegir entre el bien y el mal, entre los leales y los traidores", ha declarado, por su parte, el líder del APD, Somsak Kosaisuk.

El primer ministro ha rechazado ya en varias ocasiones las peticiones de los opositores, que le consideran un títere del ex primer ministro Thaksin Shinawtra, a la sazón cuñado suyo y que fue expulsado por un golpe de Estado en 2006. Ahora, acusado de corrupción, está refugiado en Londres. El APD es una coalición monárquica integrada por intelectuales y activistas que tiene su fuente de apoyo en la clase media urbana. Las zonas rurales se inclinan más por el actual Gobierno.

Pero el movimiento, que ha mantenido una movilización casi permanente durante seis meses contra el Gobierno y que exige la salida de todo ministro del Partido del Poder del Pueblo (PPP), al que acusan de fraude electoral en las pasadas elecciones de diciembre, está perdiendo apoyo popular. Las encuestas muestran el cansancio popular con las protestas. Los apoyos financieros y morales del partido entre las elites económicas comienzan a resquebrajarse por miedo al impacto económico que la falta de normalidad gubernamental comienza a tener en Tailandia.

Las protestas alcanzaron su punto culminante durante el pasado mes de agosto, cuando hasta 30.000 manifestantes encolerizados tomaron la oficina del Primer Ministro en Bangkok y mantuvieron duros enfrentamientos con la policía. El Gobierno tuvo que acantonar unidades militares en la capital, declarar el estado de emergencia, el toque de queda y poner a un militar a cargo de la capital para restablecer el orden.

La larga crisis tailandesa

Los manifestantes antigubernamentales se hicieron hoy con el control del aeropuerto internacional de Bangkok, mientras que uno de los cabecillas de la alianza del Pueblo para la Democracia anunció que no entregarán el mando del aeródromo hasta que renuncie el primer ministro, Somchai Wongsawat.

Estos son los principales hitos de la crisis que se recrudeció el lunes pasado:

- 25 de mayo: La Alianza del Pueblo para la Democracia regresa a las calles para pedir la dimisión del Gobierno, tras haber permanecido inactiva desde el golpe de estado de 2006 contra el primer ministro Thaksin Shinawatra, blanco de su campaña.

- 26 de agosto: La Alianza ocupa el recinto de la sede del Gobierno. El rey Bhumibol Adulyadej recibe al primer ministro Samak Sundaravej y le pide "flexibilidad y mano suave".

- 27 de agosto: La Policía intenta desalojar la sede del Gobierno, pero es rechazada y se producen varios heridos. Los juzgados emiten órdenes de arresto contra los líderes de la protesta.

- 29 de agosto: Los ocupantes de la sede del Gobierno rechazan con palos y otros objetos contundentes otro asalto de un centenar de agentes antidisturbios. Los manifestantes bloquean los aeropuertos de Phuket, Hat Yai y Krabi, al sur del país y principales destinos turísticos, y se cancelan indefinidamente los vuelos.

- 31 de agosto: Los aeropuertos de Phuket y Krabi reabren.

- 2 de septiembre: Sundaravej declara el estado de excepción en Bangkok después de que una persona muriera y otras 44 resultaran heridas en enfrentamientos entre partidarios de bandos opuestos ese mismo día. Nuevos bloqueos en los aeropuertos de Krabi, Hat Yai y Surat Thani. El jefe del Ejército, Anupong Paochinda, asegura que no dará un golpe de Estado.

- 4 de septiembre:El Gobierno acuerda celebrar un referéndum para solucionar la crisis.

- 8 de septiembre: Sundaravej declara ante el Constitucional en un caso de supuesta inconstitucionalidad, al haber trabajado para una empresa privada al cobrar por presentar un programa televisivo siendo jefe del Ejecutivo.

- 9 de septiembre: El Constitucional falla en contra de Sundaravej, quien se ve obligado a dimitir junto a su Gabinete. El viceprimer ministro primer de Tailandia, Somchai Wongsawat, asume las funciones del jefe del Gobierno.

- 11 de septiembre: La formación que encabeza la coalición de partidos que gobierna Tailandia, el Partido del Poder del Pueblo, decide presentar la candidatura de Sundaravej a primer ministro en el Parlamento.

- 12 de septiembre: Las fuerzas políticas menores de la coalición gubernamental boicotean en el Parlamento la reelección de Sundaravej, quien en respuesta renuncia a la jefatura de su partido.

- 14 de septiembre: El Gobierno interino levanta el estado de excepción en Bangkok.

- 15 de septiembre: La coalición gubernamental elige a Somchai Wongsawat su candidato para primer ministro.

- 17 de septiembre: El Parlamento designa a Wongsawat primer ministro.

- 7 de octubre: Mueren dos personas y cerca de 400 resultan heridas por el lanzamiento de granadas de gases lacrimógenos contra manifestantes de la Alianza en las inmediaciones de la sede gubernamental, en Bangkok.

- 21 de octubre: Shinawatra es condenado en rebeldía a dos años de cárcel por un delito de abuso de poder cometido cuando gobernaba.

- 20 de noviembre: Una persona muere y otras 23 resultan heridas al hacer explosión una granada de mano arrojada contra los seguidores de la Alianza en la sede gubernamental. Muere una persona y otras siete son heridas al explotar una granada en una de las entradas del palacio de Gobierno.

- 24 de noviembre: La Alianza cerca el Parlamento nacional e impide la sesión.

25 de noviembre: Unos 10.000 manifestantes ocupan parte de las oficinas provisonales del Gobierno en el viejo aeropuerto de Don Muang.

- 26 de noviembre: Al menos doce personas resultan heridas durante las explosiones ocurridas de madrugada cerca de los aeropuertos capitalinos de Don Muang y el principal, de Suvarnabhumi, bajo el control de los manifestantes.

Más información