Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte reanuda el proceso de desnuclearización

Pyongyang permite la vuelta de los observadores después de que EE UU sacar al país de la lista de países del 'eje del mal'

Corea del Norte ha permitido que los observadores de la ONU vuelvan a entrar en el complejo nuclear de Yongbyon. El gobierno norcoreano ha llegado a un acuerdo con Washington para retomar el proceso de desnuclearización del país, que habían puesto en peligro las dudas sobre la verificación, han informado fuentes diplomáticas.

"Los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) pueden entrar en todas las instalaciones de Yongbyon, incluyendo la planta de reprocesado", ha afirmado un diplomático en referencia al lugar que procesaba el plutonio para el programa atómico de la planta.

El OIEA todavía no ha hecho ningún comentario oficial, aunque desde el organismo han afirmado que la información sobre la nueva situación de los observadores podría llegar a lo largo del día.

Corea del Norte había prohibido la entrada de los inspectores en Yongbyon el pasado jueves como respuesta a que Washington no sacara al país de la lista del eje del mal por un desacuerdo en las medidas de verificación requeridas para asegurar la desnuclearización del país. El sábado Estados Unidos llegaba a un acuerdo con Corea y sacaba al país de la lista negra en la que se encuentran países como Siria, Irán o Cuba. Hoy lunes Pyongyang ha permitido la vuelta de los observadores.

Un diplomático ha explicado que el primer trabajo de los tres inspectores que se encuentran en Yongbyon será volver a examinar el estado en que se encuentran las instalaciones del reactor debido a que en las últimas semanas Corea del Norte había vuelto a activarlas.

En virtud del acuerdo alcanzado, expertos de los seis países que participan en las negociaciones para el desmantelamiento del programa norcoreano (Estados Unidos, Rusia, China, Japón y las dos Coreas) podrán participar en esta verificación y la AIEA tendrá un "importante papel de consulta y apoyo".

Sin embargo, Corea del Sur, que se comprometió en las negociaciones a seis bandas de los últimos meses a enviar a su país vecino miles de toneladas de ayuda humanitaria y combustible, aseguró hoy que todavía no ha visto signos de que Pyongyang esté llevando a cabo los pasos necesarios para desmantelar Yongbyon.